Ejercicios para aliviar el dolor de cabeza

5 ejercicios para aliviar el dolor de cabeza

Muchas veces los dolores de cabeza son provocados por tensiones y rigidez en cuello, pecho y músculos superiores de la espalda. En estos casos en los que se presenta cefalea tensional hay una serie de ejercicios que podemos llevar a cabo para aliviar este dolor de cabeza.

Si nos encontramos ante esta molesta situación, resulta importante estirar el cuello y los hombros en direcciones diferentes,  para ayudar a aliviar los dolores de cabeza y evitar dolor en la espina dorsal superior,  y en los hombros; además de rigidez de nuca.

Ejercicios para combatir el dolor de cabeza

A continuación te proponemos 5 ejercicios muy simples que podrás llevar a cabo y que te aliviarán esa molesta cefalea:

1- Los estiramientos estáticos, realizados durante un período específico de tiempo, generalmente unos 30 segundos, ayudan a relajar los músculos y aumentan la longitud del músculo y los tejidos conectivos. Los estiramientos dinámicos consisten en mover el cuello y los hombros en direcciones diferentes repetitivas. Este método aumenta la actividad muscular y mejora la elasticidad de los tejidos.

2- De pie, con los brazos ligeramente hacia los lados y las palmas mirando hacia adelante, inclina la cabeza hacia la derecha para que tu oído esté casi tocando tu hombro derecho; mantén este estiramiento durante 30 segundos. Repite el estiramiento en el lado opuesto.

Puedes hacer este ejercicio dinámico, inclinando la cabeza a izquierda y a derecha repetidamente, manteniendo cada estiramiento durante dos segundos.

3- En la misma posición que el ejercicio anterior, inclina la cabeza hacia el pecho y lleva la barbilla hacia el hombro derecho; debes de sentir un estiramiento en la parte posterior del lado izquierdo de tu cuello. Mantén este estiramiento durante 30 segundos en cada lado del cuello.

4- Acuéstate en el suelo con los brazos a los lados y las palmas hacia arriba. Dobla las piernas y coloca los pies en el suelo. Gira la cabeza hacia la derecha y mantén esta posición durante unos 30 segundos; luego repite este estiramiento hacia el lado izquierdo.

5- Acuéstate en el suelo con una pequeña toalla enrollada debajo de tu cuello, y suavemente inclina la barbilla hacia abajo, manteniendo los dientes ligeramente juntos. No dejes que la cabeza suba, ni que el cuello salga de la toalla. Mantén esta posición durante 5-10 segundos y repite 10-15 veces; sentirás que aumenta  la tensión temporalmente, pero después notarás un gran alivio.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *