>Blog de Salud y Belleza

Cirugía plástica vs Operación bikini

Autor: Comentar
Comparte este artículo

En estas últimas semanas, se ha experimentado un aumento en la demanda de operaciones de abdominoplastia. Esta demanda repentina, no se trata de ninguna moda pasajera, si no que se puede llegar a entender debido a las circunstancias. Durante los meses del confinamiento, son muchas las personas que han aumentado de peso. Unos kilos de mas fruto de la inactividad producida al estar en casa durante tanto tiempo. Junto a esta inactividad, se ha hecho imposible el practicar deporte o ir al gimnasio.

Cirugía plástica vs Operación bikini

De esta forma, se ha tenido muy poco tiempo para prepararnos para el verano y, por lo tanto, muchas personas han recurrido a este tipo de operación, que se trata de una especie de liposucción centrada en la zona del abdomen, para acabar con ese exceso de grasa acumulada. Vamos a conocer un poco más acerca de esta operación estética, con el fin de que se puedan conocer sus bondades y, por lo tanto, ver si resulta o no interesante.

¿En qué consiste la abdominoplastia?

La abdominoplastia es una operación de cirugía estética que tiene como objetivo moldear el cuerpo. Esta operación está recomendada para aquellas personas que tengan un exceso de flacidez en el abdomen. La operación, consiste en eliminar el tejido adiposo además de la piel sobrante, con el objetivo de poder reponer los músculos.

A pesar de que vulgarmente se la conoce como una liposucción del abdomen, realmente no tiene nada que ver ya que no comparte ningún objetivo con esta. En la liposucción, lo que se busca es acabar con la grasa corporal con el objetivo de perder peso. En este caso, en la abdominoplastia, lo que estamos buscando es dar forma a nuestro cuerpo, moldear la figura en lugar de querer bajar de peso.

¿Cómo se lleva a cabo la abdominoplastia?

Esta operación de cirugía estética se lleva a cabo con anestesia general. El procedimiento será separar la piel y la grasa de los músculos, con lo que se procederá a su corrección. A través de modernas técnicas, se acercan entre sí los músculos rectos abdominales junto a los oblicuos, llevando a cabo una sutura resistente con la que conseguiremos una pared abdominal más plana junto a una cintura más definida.

Para finalizar, se va a estirar y distribuir tanto la grasa de la zona abdominal, así como la piel, para que la forma quede mucho más definida al estar uniforme. Además, se procede a reconstruir el ombligo para que este tenga una mejor forma estética. Es importante añadir que no hará falta en el futuro retirar los puntos de sutura, ya que estos serán absorbibles, facilitando por lo tanto la recuperación del paciente.

El periodo de recuperación no será para nada complicado. Únicamente, deberemos de mantener reposo y tener cierto cuidado, ya que tenemos que conseguir que los nuevos músculos definidos de la zona abdominal se acomoden a su nueva posición, al menos durante un mes. Para facilitar este acople, al paciente se le dará una faja postoperatoria con la que además reforzará el moldeamiento del cuerpo.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales
0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar