Nuestro aspecto físico es un factor importante para mantener la autoestima, sentirse más seguros y llevar una vida más positiva. De hecho, sentirse bien con uno mismo puede facilitar los contactos tanto sociales como laborales. Y una de las características físicas más visibles es el pelo o su falta, por lo que tiene una importancia elevada en cómo nos sentimos.

Como disimular la alopecia

La alopecia puede tener varias causas posibles pero, independientemente de ellas, no siempre se consigue revertir la pérdida de cabello y hay que buscar una solución para disimular y conseguir recuperar nuestra imagen con un peinado perfecto.

Las fibras capilares

Una opción práctica, sencilla, natural, indolora y económica para disimular la alopecia es comprar fibras capilares que se entrelazan con los cabellos existentes logrando cubrir la totalidad del cuero cabelludo. Las microfibras capilares están hechas de queratina, la misma proteína del cabello, y se cargan electroestáticamente para que se entrelacen con los cabellos existentes y, así, conseguir el resultado deseado de una forma muy sencilla y sin necesidad de recurrir a intervenciones más complicadas y dispendiosas. Esta solución es perfecta para quien tiene baja densidad de pelo o empieza a perderlo, ocultando el cuero cabelludo dónde existen las faltas o aportando volumen si el problema es la densidad. Además, es muy fácil de poner y se puede hacer sin ayuda. Se colocan en la zona del cuero cabelludo en la que se necesitan y se peinan para que, gracias a la electroestática, se entrelacen adecuadamente. Hay un aplicador en spray que facilita, aún más, el proceso por lo que no hay excusa para no probarlo.

Pelucas o extensiones

Otra alternativa para ocultar la calvicie es utilizar las pelucas o extensiones. Es, igualmente, una solución práctica aunque tiene el inconveniente de necesitar un trabajo previo para conseguir buenos resultados. En el caso de las pelucas, las hay bastante bien conseguidas, hechas con pelo natural. Sin embargo, el precio suele ser bastante elevado. Para las extensiones hay que contar que debemos acudir a un profesional para que las haga. Además, el peso de las propias extensiones puede provocar un aumento de la caída del pelo por lo que esta solución debe ser valorada con precaución. Otro problema que puede surgir a la hora de optar por esta opción es que las extensiones conllevan un peinado con pelo más largo, no siempre adecuado para nuestro estilo.

Dejar crecer el pelo y peinar

Esta solución es de las más antiguas y, quizás, la que peor resultados da. Se trata de dejar crecer el pelo y hacer un peinado de forma a que el cabello existente oculte las zonas en las que hay falta de pelo. Es una solución práctica y bastante económica, sin embargo se nota bastante que se está disimulando la falta de pelo y, además, no es eficaz en días de viento o lluvia. Aunque sea fácil de hacer y sin necesidad de nada más que un peine, el resultado es tan poco natural que no logra el resultado deseado de disimular correctamente.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *