Cómo hacer frente al frío

Las temperaturas van a la baja y nos pillan desprevenidos en temporadas como ésta. Aunque el frío en sí mismo no provoca resfriados, es cierto que en esta época los catarros son protagonistas.

0 comentarios
fernav
jueves, 28 septiembre, 2023

Medidas para afrontar el frío 

Es importante tomar algunas medidas preventivas, higiénicas y de alimentación para contribuir así a estar más sanos y fuertes en épocas de frío. Algunas de estas medidas son:

Preparar la casa para el frío. Es fundamental que preparemos nuestro hogar para las bajas temperaturas, para ello lo ideal es contar con una buena empresa de reformas que nos asesore y nos ayude a aislar convenientemente nuestro hogar. Por ejemplo, si las ventanas no están bien aisladas, vamos a perder entre un 25% y un 30% del calor a través de ellas, cambiándolas y aislando correctamente las paredes ganaremos en confort y ahorraremos energía.

Además, antes de que llegue el frío, debes revisar los radiadores. Asegúrate que no tiene fugas, púrgalos en caso de que no tengan un purgador automático y quítales el polvo que pudieran tener, pues solo con mantenerlos limpios comprobarás como funcionan mejor.

Cuando los radiadores están funcionando en los días más fríos del invierno, tienes que evitar la tentación de acercarte demasiado a ellos, pues si lo haces puedes provocar la aparición de venitas en las piernas debido a la vasodilatación brusca. En casos extremos podrías llegar a producirte quemaduras.

Higiene. Lávate las manos con más o menos frecuencia, especialmente después del contacto con el niño. La higiene nasal del niño es una práctica recomendable; eliminará el exceso de moco, descongestionando la nariz. Date duchas cortas de no más de 15 minutos y con el agua templada. El agua demasiado caliente también puede dañar tu piel.

Agua, caldos y fruta. Es importante mantener una buena hidratación también en invierno. El agua es la mejor bebida que le puedes dar, y los caldos son un buen alimento. Frutas y verduras frescas aportarán las vitaminas que necesita su cuerpo.Un zumo de naranja es una buena opción a media tarde o en el desayuno. En cambio, para el desayuno un lácteo, como por ejemplo un yogur, puede ser una buena alternativa.

Mejor ventilación y menos abrigo. Conviene airear las estancias en las que suele estar el niño. Por otro lado, no es aconsejable abrigar en exceso, ni siquiera si el niño debe salir a la calle. Es preferible tapar orejas, manos y garganta pero reducir el grueso del abrigo para evitar que el niño sude en exceso. Cuando salgas de un lugar caliente al frío exterior, protégete la boca y la nariz.

Y vosotros ¿qué otras medidas usáis para protegeros de los días fríos del invierno? no dejéis de compartirlo con nosotros en los comentarios.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *