Cómo saber si sufres del trastorno por atracón

El trastorno por atracón es una enfermedad caracterizada por episodios recurrentes de ingesta excesiva de alimentos en un corto período de tiempo, acompañados de una sensación de pérdida de control. Identificar si padeces este trastorno es importante para buscar la ayuda adecuada de un psicólogo online y mejorar tu calidad de vida.  

0 comentarios
Cómo saber si sufres del trastorno por atracón
viernes, 14 junio, 2024

¿Qué es el trastorno por atracón?

El trastorno por atracón implica comer grandes cantidades de alimentos en cortos períodos, incluso cuando no se tiene hambre. La diferencia entre un simple exceso ocasional y este trastorno radica en la frecuencia y la intensidad emocional asociada con estos episodios. 

Las personas que sufren de este trastorno pueden sentirse avergonzadas, disgustadas o deprimidas después de los atracones.

Señales de alarma

Existen varias señales que pueden indicar si sufres del trastorno por atracón:

  1. Episodios frecuentes de atracones: Si te encuentras comiendo grandes cantidades de comida en periodos cortos, al menos una vez a la semana durante tres meses, podrías estar experimentando atracones.
  2. Pérdida de control: Durante estos episodios, puedes sentir que no puedes dejar de comer o controlar cuánto comes. La incapacidad para detenerse o controlar lo que se come es una señal muy clara de la presencia del trastorno por atracón.
  3. Comer rápido y en secreto: Las personas con este trastorno suelen comer mucho más rápido de lo normal y a menudo prefieren hacerlo en soledad para evitar la vergüenza.
  4. Sentimientos de culpa o vergüenza: Después de los atracones, es común sentir culpa, vergüenza o disgusto con uno mismo, lo que puede llevar a una mayor desesperación y perpetuar el ciclo.
  5. Consumir alimentos hasta sentirse incómodamente lleno: Una de las señales más comunes del trastorno por atracón es seguir comiendo incluso cuando ya te sientes lleno o incómodo. Este comportamiento puede llevar a una sensación de malestar físico significativo, ya que el estómago se expande más allá de su capacidad normal, causando dolor e incomodidad. A menudo, las personas continúan comiendo debido a la compulsión y no por hambre.
  6. No usar métodos compensatorios: A diferencia de otros trastornos alimentarios como la bulimia, las personas con trastorno por atracón no suelen usar métodos como el vómito inducido o el ejercicio excesivo para contrarrestar los atracones.

Si reconoces estos síntomas en ti mismo, es importante que consideres buscar ayuda. Un psicólogo online puede ser una opción accesible y conveniente para iniciar tu camino hacia la recuperación. Estos profesionales están capacitados para tratar trastornos alimentarios y pueden ofrecerte estrategias efectivas para manejar tus comportamientos alimentarios y las emociones subyacentes.

¿Cómo puede ayudar un psicólogo online?

La terapia con un psicólogo online te permitirá explorar las causas de tu trastorno por atracón y desarrollar habilidades para gestionar mejor el estrés y la ansiedad que pueden contribuir a los episodios de atracones. Además, recibir apoyo profesional puede ayudarte a construir una relación más saludable con la comida y mejorar tu autoestima

Un psicólogo online puede ofrecer un espacio seguro y confidencial para tratar este trastorno. Estos profesionales están capacitados para ayudar a las personas a entender las causas subyacentes de sus comportamientos alimenticios y desarrollar estrategias para gestionarlos. La terapia puede incluir técnicas para regular las emociones, mejorar la autoestima y cambiar la relación con la comida.

Si identificas varios de los signos mencionados, es recomendable buscar la opinión de un especialista. Los psicólogos online pueden jugar un papel fundamental en el tratamiento del trastorno por atracón, proporcionando herramientas y soporte para superar este desafío.

Recuerda, reconocer que necesitas ayuda es el primer paso para superar el trastorno por atracón. Los psicólogos online están aquí para ayudarte a enfrentar y manejar esta enfermedad psicopatológica, brindándote el apoyo necesario para recuperar el control de tu vida.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *