>Blog de Salud y Belleza

Consejos para usar las lentillas en verano

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Al menos 2.200 millones de personas (casi un tercio de la población mundial) tienen problemas de visión, según el primer Informe mundial sobre la visión publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estos problemas limitantes de vista llevan a la gran mayoría a necesitar usar, de forma habitual, gafas o lentillas. El uso de las lentillas se ha popularizado enormemente en los últimos años, ya que marcas como air optix ofrecen una experiencia de uso muy cómoda. Comodidad y estética son las principales razones de que las lentillas se hayan convertido en las reinas de la visión entre los españoles. Unas lentillas que se convierten en las mejores aliadas con la llegada del verano, especialmente por las vacaciones, el uso de gafas de sol, y las visitas a playas y piscinas. Por este motivo, te damos algunos consejos para usar correctamente tus lentillas en verano.

Consejos para usar las lentillas en verano

Lleva siempre lágrimas artificiales

Las altas temperaturas, los aires acondicionados y los ventiladores favorecen la sequedad de los ojos durante el verano. De hecho, el síndrome del ojo seco es uno de los más habituales en la época estival. Una sequedad que aumenta con el uso de lentillas, provocando picor, enrojecimiento, irritación, sequedad o lagrimeo. Por este motivo, es recomendable aplicar regularmente lágrimas artificiales para mantener el ojo más hidratado y aliviar estas molestias oculares. Además, también hay que tener en cuenta que las altas temperaturas pueden estropear las soluciones de limpieza y mantenimiento de las lentillas, por lo que es importante que ni los botes ni los estuches de las lentillas queden expuestos al sol.

No te bañes en la playa o la piscina con lentillas

Muchas personas se suelen olvidar de que llevan puestas las lentillas y acaban abusando de ellas en verano, especialmente en la playa y la piscina.  De esta forma, no es de extrañar que el verano aumente el riesgo de sufrir una infección ocular, ya que la combinación de lentillas y agua es dañina. El agua nunca debe entrar en contacto con tus lentillas, debido a que los ojos se vuelven más vulnerables a la contaminación bacteriana que presenta el agua, aumentando el riesgo de infecciones. En el caso que fuera necesaria llevarlas en el agua, la opción más recomendable es usar lentillas diarias, debido a que reducen el riesgo de contaminación bacteriana, y gafas de natación que aíslen los ojos y prevengan la irritación.

No te olvides del mantenimiento de las lentillas

El verano es la estación en la que más salidas hacemos y comemos más fuera de casa. Estas actividades al aire libre hacen que muchas personas se relajen con el mantenimiento de las lentillas, algo vital para el correcto bienestar de nuestros ojos. Además, mantener la limpieza y la conservación de las lentillas es imprescindible para evitar posibles infecciones. Por este motivo, aquellas personas que crean que no pueden seguir con la rutina de limpieza deben optar por lentillas de uso diario, ya que no requieren mantenimiento, por lo que siempre sabrán que están en perfecto estado, desinfectadas y limpias.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Especiales
0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar