¿Cuándo hay que acudir al psicólogo?

¿Cuándo hay que ir al psicólogo?

A lo largo de la vida, hay muchas situaciones en las que no nos sentimos felices o realizados. A veces, son tantos los problemas que no vemos una posible salida. Aunque podamos pensar que de todo se sale o que es cuestión de días, la realidad es que si una situación nos supera o se mantiene en el tiempo, dificultando llevar a cabo incuso las tareas más rutinarias, buscar ayuda profesional es la mejor decisión que podemos tomar. En Psicopartner Ciudad Lineal, por ejemplo, cuentan con psicólogos especializados en distintos campos bien como talleres que pueden ayudar a ver las cosas desde otra perspectiva.

Pero para saber cuándo hay que ir al psicólogo, es importante tener claro que no es algo que se recomiende apenas cuando hay un problema como una depresión o un trastorno de personalidad. Un psicólogo también te ayudará a solucionar asuntos que te están bloqueando o generan malestar en tu vida.

Buscar actividades que nos ayuden a superar esos momentos de angustia o dolor nos puede ayudar inicialmente pero si se mantiene el problema en el tiempo, podrán surgir secuelas. Buscar ayuda profesional es muy recomendado siempre que se quiera recuperar la estabilidad perdida o reparar el daño emocional causado por alguna situación vivida.

Crisis personales

En al vida no todo es color rosa. Sin embargo, hay situaciones que nos desbordan y que no conseguimos enfrentar, crisis personales que se mantienen en el tiempo y no somos capaces de salir de ellas.

La muerte de un ser querido, problemas laborales, rupturas sentimentales o crisis con la pareja, familiares o amigos pueden causar un gran impacto emocional. También vivencias como accidentes, malos tratos o problemas que no se logran solucionar alteran nuestras emociones y pueden llevar a una situación de descontrol.

Sentirse triste unos días es completamente normal pero si las crisis personales se mantienen en el tiempo, empeoran o nos impiden realizar nuestras rutinas diarias, entonces un profesional nos puede ayudar a encontrar de nuevo el equilibrio.

Sensación de soledad, inseguridad o baja autoestima

Cualquier sensación o sentimiento que nos mine el estado anímico debe ser trabajado con un profesional.

Sentirnos pequeños frente al mundo, constantemente inseguros de nuestras capacidades o incomprendidos provoca dolor y angustia. Son sensaciones que, habitualmente, nos limitan y nos impiden estar tranquilos con nosotros mismos. Y en esos casos siempre es preferible acudir a un psicólogo que nos ayude a tomar el control de nuestra vida para poder vivirla de una forma más plena, sin pensamientos agobiantes o limitantes sobre nosotros y lo que nos rodea.

Conductas perjudiciales

Hay muchos hábitos que nos perjudican y que no somos capaces de eliminar de nuestros días. Muchos, como las addiciones al juego o a las drogas, son considerados perjudiciales de forma sencilla pero otros, mejor aceptados en la sociedad, son más difíciles de detectar como un problema. Es el caso del alcohol, el tabaco o la relación con la comida.

Además, hay otros conductas que también se pueden trabajar como la agresividad, las fobias y otras adicciones.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *