Descubre la Kañiwa, un superalimento rico en vitaminas de alta calidad

La concienciación por una alimentación saludable y equilibrada es cada vez mayor, por lo que los alimentos de alto valor nutricional suscitan un gran interés hoy en día. La actual popularidad de la quinoa, el amaranto y las semillas de chía son un buen ejemplo de ello. En esta ocasión hablamos de la kañiwua, cuyas propiedades vitamínicas la convierten en un importante suplemento alimenticio.

0 comentarios
raquel sm
martes, 29 agosto, 2017
Kañiwa

¿Qué es la kañiwa?

También conocida como kañahua o canihua, su nombre científico es el de Chenopodium pallidicaule. Se trata de una semilla que pertenece a la familia de las quenopodeaceas, al igual que la quinoa, y que se cultiva en Perú y Bolivia. La zona de mayor producción se encuentra al norte del Lago Titicaca; además, se produce en Ancash, Ayacucho, Huancavelica y Arequipa. Crece en zonas de entre 3.500 y 4.100 metros sobre el nivel del mar. Su sabor es agradable, similar al de la nuez, y su color varía de diversos tonos de marrón a negro.

Propiedades de la kañiwua

La kañiwa se presenta como un alimento rico en aminoácidos de alta calidad, proteínas, minerales y vitaminas, especialmente del grupo B y E. Entre los muchos beneficios que aporta a nuestra salud encontramos los siguientes:

1. Favorece una buena digestión. Es un excelente regulador intestinal gracias a su alto contenido de fibra soluble, siendo muy eficaz para combatir el estreñimiento. También produce un efecto saciante, por lo que es ideal en dietas de adelgazamiento.

[derecha]La kañiwa se presenta como un alimento rico en aminoácidos de alta calidad, proteínas, minerales y vitaminas, especialmente del grupo B y E.[/derecha]

2. Alto nivel nutricional. Destaca su alto contenido en calcio, zinc, proteínas, magnesio, fósforo, riboflavina, omega 6 y 9, aminoácidos azufrados y vitaminas del grupo E y B. Es perfecta para dietas veganas y vegetarianas. Por otro lado, una porción de kañiwa aporta el 60% del nivel de hierro recomendado al día.

3. Posee antioxidantes. Por ello, nos ayuda a combatir los radicales libres, protegiendo nuestras células frente a sus efectos dañinos.

4. Ayuda a regular el nivel de colesterol. Nos ayuda a regular los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, con lo que reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer y presión arterial.

5. No tiene gluten. Por ello, es apta para personas con intolerancia al gluten o con enfermedad celíaca.

Cómo se prepara la kañiwa

Existen muchas formas diferentes de preparar la kañiwa, en grano o en polvo, incluyendo recetas de repostería, ensaladas, platos variados, etc. Una opción es añadirla al yogur, al zumo o a cremas de verduras.

También podemos cocinarla de una forma similar a la quinoa. Primero la lavamos y cocinamos a fuego lento, añadiendo dos tazas de agua por cada puñado de kañiwa. La cocemos aproximadamente durante 20 minutos, y después las tostamos durante 15 o 20 minutos en una sartén. Una vez haya finalizado el proceso podemos comerlas directamente o añadirlas a la ensalada, al pan casero, la sopa, etc.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *