En dos horas, 20 años menos.

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Tu edad real está en tus ojos. Por encima del físico o del pelo.

De hecho, es la mirada la que lo dice todo: quién eres, cómo estás, qué quieres y, sobre todo, cómo lo quieres.

Las cejas caídas, las bolsas en los ojos y la flaccidez de los párpados son los factores que realmente delatan tu edad. Y, pese a que puedes invertir una fortuna en cremas antienvejecimiento, la realidad es que tu piel va a terminar descolgándose con el tiempo.

En dos horas, 20 años menos.

Y es curioso es que a mucha gente no le importe demasiado; al menos hasta que un colgajo de piel empieza a asomarles en los párpados. Entonces la cosa cambia: la visión empeora, molestan y cuesta acostumbrarse a la situación.

Además, el recuerdo de otros tiempos vuelve constantemente: andando por la calle, en una conversación con alguien… frente al espejo.

Es la señal que da la alarma: te haces mayor.

Es entonces cuando es tarde para tratamientos de belleza; pero demasiado pronto como para sentirse viejo o vieja. Al final, estamos pagamos el frenético ritmo de nuestras vidas, el estrés y a la tremenda tensión a la que sometemos a nuestros ojos todos los días.

Es por esto que las cremas antiedad no terminan de solucionar este tipo de situaciones; las frenan un tiempo a base de mucha inversión; pero es un eterno retorno constante.

Por eso, si sabes que debajo de esa anomalía siguen estando tus ojos en todo su esplendor, ponle remedio con una blefaroplastia y olvidarte del problema para siempre.

La blefaroplastia es una operación sencilla. Una técnica de la cirugía moderna que no dura más de 1 o 2 horas, no presenta ningún riesgo físico, da resultados inmediatos y tiene un postoperatorio protocolario.

Una vez hecha la cirugía de párpados, de la clínica sale otra persona:

  1. El aspecto de los ojos recupera el brío de la juventud adolescente.
  2. La mirada queda completamente rejuvenecida con sus rasgos e impronta naturales.
  3. El efecto es definitivo: las bolsas no vuelven a salir ni los párpados a caer.
  4. Las correcciones duran para siempre.
  5. La visión mejora.
  6. Desaparece la sensación de ojos cansados.
  7. Vuelve el atractivo perdido.
  8. Se recupera la autoestima.

¿Por qué lamentarse si tienes opciones para eliminarlo completamente?

¿Para qué invertir una fortuna en potingues caros si tienes una solución instantánea?

…En dos horas, 20 años menos…

Y ya está.

La cirugía estética te ofrece una solución definitiva a los problemas de la edad que antes solo se solucionaban con magia. Disfruta de esta ventaja.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales
0 Comentarios Enviar un comentario