>Blog de Salud y Belleza

En invierno no desatiendas la protección solar

Autor: Comentar
Comparte este artículo
23 Marzo, 2017

La radiación solar posee beneficios sobre la salud. La luz del sol es imprescindible para sintetizar la vitamina D en la piel, que es necesaria para la absorción del calcio en los huesos.

En invierno no desatiendas la protección solar

Podemos obtener los niveles necesarios de vitamina D de dos maneras: de forma exógena (“que viene de fuera”) a través de los alimentos que ingerimos, ya que cuánto más ricos en vitamina D sean los alimentos de nuestra dieta, más cantidad de vitamina D podremos asimilar. Y la segunda, y más importante, es la que llamamos endógena (“que viene de dentro”), ya que nuestro cuerpo es capaz de sintetizar vitamina D cuando estamos al aire libre, gracias al efecto de los rayos del solsobre nuestra piel.

Para evitar problemas derivados de la falta de vitamina D, es recomendable dejar que nuestros niños estén al aire libre exponiéndose al sol, siempre y cuando sea por un tiempo controlado y sobretodo evitando las horas de máxima intensidad solar. De esta manera, conseguiremos que su piel sintetice vitamina D sin peligro de quemaduras solares.

Adicionalmente, otra opción a tener en mente es incorporar alimentos ricos en vitamina D a la dieta de nuestros niños. Un ejemplo de ello sería Actimel, que contiene L.Casei Danone y vitaminas D y B6, que ayudan al normal funcionamiento del sistema inmunitario.

 protección solar

Consejos básicos de prevención en la exposición del sol:

– Usar un filtro de protección solar con factor (SPF) 15 o mayor, aplicándolo al menos 30 minutos antes de salir al aire libre, y reponiendo cada 2 horas.

– En bebés que van en cochecito, proporcionar una sombra adecuada, incluso en invierno.

– Si se pasa el día en la nieve, es importante descansar en la sombra y usar protección ocular además de protección para la piel: para reducir los rayos ultravioletas que se reflejan en la nieve, es conveniente usar unas gafas de sol envolventes, con protección UV, que protejan los ojos, los párpados y el contorno de los ojos.

En invierno no desatiendas la protección solar

– También es importante usar un bálsamo labial, para proteger los labios del viento y el sol. Al final del día conviene hidratar bien la piel para restaurar la función protectora propia de la piel.

Además de todo esto, has de saber que dependiendo de la época en la que nos encontremos, nuestra situación anímica se verá afectada. Para más información, os animamos a leer nuestro artículo “El Estado emocional y la estación del año“.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Piel