>Blog de Salud y Belleza

La importancia de gestionar bien una residencia

Autor: Comentar
Comparte este artículo

A pesar de que la pandemia que estamos viviendo ha golpeado a todo el mundo por igual, sin duda la peor parte se la han llevado las residencias de la tercera edad. Seguramente ninguno de nosotros nos podríamos haber imaginado el año pasado una situación así, pero a día de hoy, tenemos una cosa clara, tenemos que aprender de lo ocurrido.

La importancia de gestionar bien una residencia

Para evitar que problemas de este tipo vuelvan a afectar de lleno a las residencias, la gestión de centros residenciales tiene que ser de calidad para poder estar a la altura de las circunstancias. Aprender de lo ocurrido, nos permitirá poder disfrutar de unas residencias de una mayor calidad. Como bien ha señalado algunos expertos en medicina, todo esto que estamos viviendo nos sirve para poder afrontar mejor toda clase de enfermedades pequeñas, a las que hasta ahora no concedíamos tanta importancia.

La formación, clave

Todos estos aspectos se tienen que reflejar en la formación que tenga el propio gestor. No aprender de lo ocurrido sería una oportunidad perdida y, no cabe duda que, si no somos consecuentes con lo que está pasando, volverá a pasar.

Hasta estos días, las residencias de ancianos han vivido tranquilas, ajenos a estos problemas. Mientras las preocupaciones por entonces era el poder contar con un número determinado de sillas de ruedas, un médico de calidad en el centro o instalaciones deportivas para rehabilitaciones, la conciencia social ha adquirido un nuevo plano.

No estamos solo ante el hecho de lavarnos más las manos, si no concienciar, tanto a los ancianos como a los propios trabajadores del centro, de los riesgos que se llevan a cabo en el caso de no contar con la higiene apropiada. Este virus ha sido perfecto para poder ver mucho mejor la propagación que puede suponer un problema, si no se actúa de la forma adecuada. De esta manera, se entenderán mejor algunos aspectos del día a día, en hábitos completamente cotidianos como pueden ser el toser o estornudar o acudir al servicio.

Los buenos gestores, marcarán las diferencias entre las residencias

De aplicar o no determinadas medidas en residencias, podremos encontrar grandes diferencias entre unas y otras. En este caso, nos estamos refiriendo a uno de los aspectos más importantes, el bienestar de los propios residentes.

Cuando una persona acude a una residencia, es porque quiere pasar sus últimos días en paz. Ya sea porque precise de ser atendido o porque no pueda valerse por sí mismo, una residencia debe de ofrecer un servicio que sea cómodo para la persona y no que se vuelva un problema fruto de una mala gestión o desconocimiento en la gestión.

Todos estos aspectos, son los que definirán el como serán las residencias del futuro. Por desgracia, a día de hoy, la reputación de las mismas ha quedado algo dañada, tal vez algo injusto por el servicio que estas ofrecen, pero la pandemia ha sido bastante cruel con ellas. Esperemos que todo esto que ha pasado, tan solo sirva para poder disfrutar de un futuro mejor, convirtiendo a estas residencias en unas fortalezas ante los problemas.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales
0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar