La importancia de trabajar la hipertrofia muscular

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Vivimos en una sociedad que cada vez se fija más en la imagen y por ello cada vez son más las personas que se preocupan por la hipertrofia muscular. Básicamente la hipertrofia muscular tiene como objetivo aumentar la masa muscular y, para conseguirlo, se apoyan de ejercicios y productos y por ello es interesante conocer para qué sirven los SARMs así como dominar el desarrollo de diferentes ejercicios para, por ejemplo, trabajar los músculos implicados en la sentadilla búlgara.

La importancia de trabajar la hipertrofia muscular

Muchas personas piensan equívocamente que un entrenamiento de hipertrofia es lo mismo que un entrenamiento de fuerza. Esto se debe a que sí que es verdad que es necesario trabajar la fuerza para lograr un entrenamiento más efectivo, pero el hecho es que se trata de un entrenamiento con objetivos diferentes.

La hipertrofia muscular para aumentar la masa muscular

En un entrenamiento de hipertrofia se trabajarán con cargas cercanas al 75% de su repetición máxima. Gracias a esto se busca que el músculo crezca al igual que sus fibras musculares. Teniendo en cuenta este desarrollo se entiende mejor la inexistente necesidad de que el músculo trabaje a máximo rendimiento como si estuviéramos llevando a cabo un entrenamiento de fuerza.

En cierto modo un entrenamiento de hipertrofia muscular acaba siendo mucho más divertido y también más llevadero. Esto se debe a que podemos llevar a cabo una mayor cantidad de ejercicios con lo que evitaremos caer en la monotonía y disfrutaremos de un entrenamiento más variado.

Las series y las repeticiones son la clave

A la hora de llevar a cabo un entrenamiento de hipertrofia no deberíamos de llevar a cabo más de 5 series de ejercicios. Debido a que la carga es más ligera en los entrenamientos de hipertrofia podemos alargar las repeticiones hasta prácticamente el doble que las que se llevarían a cabo en un entrenamiento de fuerza.

¿Para qué trabajar la hipertrofia?

Además de para aumentar el músculo son muchas las razones por las cuales puedes practicar este tipo de entrenamiento. Desde luego que la estética es una de las principales razones y, a diferencia de otro tipo de entrenamiento, probablemente los mejores resultados se alcanzan con el entrenamiento de hipertrofia muscular.

Por otro lado, la hipertrofia muscular es buena para la salud. Esto se puede ver en muchos aspectos, por ejemplo, contar con una mayor musculatura nos permite disfrutar de una mayor estabilidad en las articulaciones, por lo que somos menos propensos a lesionarnos.

Además, debido a que los músculos requieren de glucosa para poder funcionar, estos entrenamientos están especialmente recomendados para aquellas personas que sufren de diabetes y también son fundamentales para prevenirla.

Finalmente, se trata de un tipo de entrenamiento que repercute directamente en el buen desarrollo en otros deportes. Gracias a la hipertrofia muscular son muchos los deportes en donde el deportista que cuenta con una mayor masa muscular magra obtiene ventaja. Gracias a esta masa muscular consigue desarrollar mucha más fuerza en los momentos que lo necesita por lo que acaba consiguiendo mejores resultados.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Ejercicio Físico
0 Comentarios Enviar un comentario


quince − 3 =