>Blog de Salud y Belleza

La moringa, una alternativa a la hambruna y los malos hábitos alimenticios

Autor: Comentar
Comparte este artículo

La moringa es un alimento del que muy pocas personas en el mundo conocen sus grandes propiedades y diversos usos en materia de alimentación y salud

La moringa, una alternativa a la hambruna y los malos hábitos alimenticios

En algunas comunidades se conoce como el árbol de la vida. Gracias a sus altos contenidos en Vitamina C, polifenoles, ácido clorogénico, entre muchos otros elementos, es una de las alternativas que en la actualidad pisa más fuerte en la lucha contra la desnutrición.

A pesar de no ser comúnmente distinguida entre las masas, en los últimos años su popularidad ha aumentado cada vez más. Esto como resultado de la búsqueda de algunas personas por alimentos verdaderamente saludables.

Las perjudiciales dietas promovidas por la sociedad occidental en la que predominan los carbohidratos, han generado la proliferación de enfermedades alimenticias producto de su consumo en exceso. Es por este motivo que los consumidores en búsqueda de alimentos alternativos que mejoren su calidad de vida, han visto en la moringa una planta milagrosa.

Aunado a ello, no podemos dejar de mencionar su uso y aprovechamiento por parte de diversas organizaciones sin fines de lucro que hacen vida en poblados en los que se impone la pobreza y sobra la desnutrición. Han sido principalmente comunidades vulnerables de África y América Latina las que han podido conocer en carne propia los beneficios de la Moringa oleífera, como su nombre científico lo indica.

Fue gracias a este uso natural e intensivo de la planta, que los científicos miembros de las ONG y de la Organización Mundial para la Salud (OMS) pusieron en marcha estudios que determinaran los verdaderos componentes del alimento.

Los análisis arrojaron que la moringa posee una alta concentración de vitaminas (A, B, y C), proteínas y grandes cantidades de minerales necesarios para mujeres en estado de embarazo y niños de temprana edad.

¿Cómo influye en la salud el consumo de la moringa?

Existen muchos usos y aplicaciones que se le han dado a esta planta, es por ello que ha sido considerada por algunos expertos como el alimento del futuro. Sin embargo, aún no existen suficientes estudios que certifiquen todos y cada uno de los usos que la cultura popular le ha atribuido.

A pesar de ello, vamos a enumerar algunas de las aplicaciones:

Gracias a la presencia de las vitaminas B1, B2, B3, B6, C, E y A, la moringa es conocida por hidratar y proteger la piel, así como beneficiosa para la cicatrización de la misma.

De igual manera, hay que destacar que por cada 100 gramos de moringa, esta contiene 105 mg de hierro. Lo que se traduce en el aumento de los glóbulos rojos, que previenen y acaban con la anemia.

No podemos dejar de mencionar la presencia de isotiocianatos, quercetina y ácido clorogénico. Componentes que favorecen a los procesos de desinflamación y contribuyen como un analgésico. Los glóbulos blancos y el sistema inmune en general se ve influenciado de manera positiva por el consumo de la moringa, gracias al polifenoles, vitamina C y betacaroteno que esta contiene. El árbol de la vida también es conocido prevenir la diabetes gracias a la regulación del el estrés oxidativo. Esta función permite disminuir los niveles de azúcar en el organismo, previniendo así el daño celular.

¿Cómo se consume esta planta?

En primer lugar, debemos decir que hasta los momentos la medicina y la ciencia no han determinado una cantidad específica que deba ser consumida. Como ya dijimos anteriormente, ha sido el uso de manera empírica y por costumbres populares que dieron inicio, de manera reciente, a algunos estudios sobre este alimento. En este sentido, algunos analistas han manifestado que la ingesta de 400 gramos diarios de moringa es suficiente para ser beneficiarios de las propiedades ya destacadas.

En consumo de la planta se realiza principalmente a través de sus hojas que pueden ser utilizas para hacer té, el cual es el método más común.

De igual forma, existe la comercialización de cápsulas de moringa. En este caso, el consumo dependerá de la cantidad de miligramos por cápsula, dependiendo de la marca.
Otro modo de ingesta es mediante sus semillas: a estas se les debe quitar un pequeño cascarón y tomarse con un vaso de agua.

El uso recomendado es de dos a tres semillas el día. Y por último, la planta también puede ser aprovechada en polvo, agregándose a otros tipos de alimentos o bebidas.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Nutrición
0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar