Las residencias de ancianos crean espacios seguros que mejoran la salud y el bienestar

Además de las propias condiciones físicas del lugar, adaptado a las necesidades de los residentes, un entorno natural saludable, terapias y actividad reparadoras, unidos a una asistencia clínica y una alimentación de primer orden, mejora la vida de los residentes

0 comentarios
Las residencias de ancianos crean espacios seguros que mejoran la salud y el bienestar
jueves, 4 julio, 2024

Las residencias de ancianos en Banyoles se han convertido en una alternativa perfecta para personas de la tercera edad. La posibilidad de tener una vigilancia clínica integral, acceder a unas instalaciones adecuadas y disfrutar de una vida activa ayuda a que en la última etapa vital las personas hallen espacios seguros y donde poder desarrollar todas sus habilidades. 

Desterrado el concepto de lugares donde las familias ingresan a sus mayores, es ahora la voluntariedad de estas personas las que hacen que una plaza en residencias de primer nivel estén altamente demandadas. Poder compartir conversaciones, actividades tanto lúdicas, culturales, pedagógicas o deportivas con personas con intereses comunes hace que el propio deseo de vivir sea la mejor herramienta para combatir la soledad en la que viven muchas personas mayores. 

Si a todo eso se añade que las residencias ofrecen espacios abiertos, una amplia cartera de actividades, un equipo clínico y de terapeutas que mantienen y desarrollan todo el potencial de esta etapa vital el conseguir una plaza en ellas sea la mejor decisión. 

Un espacio abierto a la comunidad y a las familias

Las residencias del S.XXI son espacios completamente abiertos. Las familias de los residentes pueden disfrutar de ratos de ocio y esparcimiento en los jardines y las amplias zonas usuales con vistas al entorno maravilloso de Banyoles. En residencias como la Resolana, la luz natural, ventanas que ofrecen paisajes idílicos y la cercanía al casco histórico de este bello pueblo catalán son parte de sus bondades. También está cercano al lago, por lo que el aire fresco y natural forma parte de una vida saludable que invita a la relajación y al confort

Por ese motivo, estos centros residenciales para personas mayores no solo han cuidado el reclutamiento del personal clínico, administrativo y de mantenimiento más eficaz y cualificado, sino que ha tenido la deferencia de estudiar cada rincón del edificio para orientarlo hacia una inducción a la paz, el sosiego y la relajación. El hecho de que las familias puedan acompañar a los residentes genera un gran clima de confianza y comunidad

Actividades y espacios para el ocio y la conversación

Mantener una vida social activa es fundamental para sentirse parte de la comunidad. En ese sentido, los espacios de juego, de talleres, charlas y diferentes actividades y celebración de fechas señaladas son vitales para que los residentes interactúen y creen espacios atractivos que mantengan su júbilo, alegría y las ganas de seguir aportando. 

En los diferentes talleres se pueden desarrollar tanto habilidades cognitivas, como crear piezas y darle rienda suelta a la creatividad en las diferentes disciplinas artísticas en las que los residentes muestran su interés. 

Servicios indispensables en una residencia de ancianos

A todo lo anterior habría que añadir una atención personalizada e integral a todas las personas residentes, adaptándose, en cada caso, a su nivel de autonomía o dependencia. Eso conlleva que se pondrá una especial atención a todo lo relativo al cuidado básico de los ámbitos vitales de cada residente, desde el aseo y la higiene, pasando por la administración de la medicación o su actividad psicomotora

Para conseguir tales fines, debe existir un protocolo de seguimiento y control tanto sanitario, como social y de las necesidades emocionales de los residentes, el fin es que su completo bienestar está absolutamente garantizado.

También es muy importante para estos residentes saber que pueden disfrutar de estancias temporales con sus familias y seguir disfrutando de los eventos más importantes y trascendentales de las personas cercanas. Cuando existen convalecencias también es muy común que los pacientes se trasladen con su familia. 
Para finalizar, asegurar una buena alimentación pasa porque los centros tengan su propio equipo de cocina, unos nutricionistas de primer nivel y que la comida sea parte fundamental para mantener una vida sana y equilibrada.

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *