>Blog de Salud y Belleza

Síntomas de la ambliopía (ojo vago)

Autor: Comentar
Comparte este artículo
La ambliopía, más conocida como “ojo vago o perezoso”, es el problema visual que con más frecuencia suele afectar a los niños. Supone la mala visión en uno de los ojos durante los primeros años de infancia.

Síntomas de la ambliopía (ojo vago)

Esto ocurre porque las vías transmisoras de la señal de visión que emite un ojo al cerebro no se han desarrollado lo suficientemente fuertes.

También puede ocurrir a causa de algunos defectos visualescomo la miopía, astigmatismo e hipermetropía que no se hayan detectado a tiempo en la niñez.

Como consecuencia de este problema visual, el cerebro no aprende a ver de forma clara puesto que el ojo le envía una imagen borrosa y reduce la vista en este mismo ojo. Entonces el cerebro prefiere el otro ojo y por tanto la visión del niño no se desarrolla de forma adecuada.

El momento para corregir este problema es en la infancia o edad temprana puesto que si no hay un tratamiento adecuado, puede causar ceguera eventual en el ojo que se usa menos. Asimismo puede suponer la pérdida de la percepción de profundidad (ver en tres dimensiones) y también la mala visión toda la vida en el caso de que el ojo sano enferme o se lesione.

Síntomas de la ambliopía

Para detectar la ambliopía, los padres deben tener en cuenta algunos de lo síntomas que pueden desarrollar sus hijos. Si el niño sufre más de dos síntomas de los que detallamos a continuación, entonces es momento de llevarle a un oftalmólogo para que dictamine un estudio de la visión.

  • Desviar el ojo
  • Mirar la televisión o la pizarra de lado ya que se entiende que intenta ver mejor con el ojo que esta sano ya que en el otro la visión es borrosa.
  • Frecuentes dolores de cabeza y avisos de que la visión que recibe el niño es borrosa
  • Persistente parpadeo de los ojos
  • Frotar los ojos varias veces al día
  • A la hora de mirar superficies brillantes, el niño guiña los ojos
  • Acercarse mucho el libro a los ojos para poder leer así como seguir con los dedos los textos.

Si observamos cualquiera de estos síntomas en nuestros hijos, debemos llevarlos a un oftalmólogo para que los examine y en caso de confirmar que tiene ambliopía, le ponga en tratamiento cuanto antes.

Cómo se trata la ambliopía

Aunque siempre tendrá que ser un oftalmólogo el que indique el tratamiento adecuado, en la mayoría de las ocasiones el tratamiento consistirá en la colocación de un parche sobre el ojo sano del niño, o bien en lugar de un parche se usarán unas gafas en la que una de las lentes está empañada, para forzar así el uso del ojo vago.

En resumen si estáis atentos a los síntomas de la ambliopía y lleváis al niño al oftalmólogo, este problema se resolverá de una forma sencilla evitando males mayores en su visión cuando sea adulto.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Medicina preventiva
0 Comentarios Enviar un comentario


    Utilizamos cookies propias y de terceros para generar estadísticas de audiencia y mostrar publicidad personalizada analizando tu navegación. Para poder seguir navegando necesitamos que aceptes su uso. más información

    Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

    Cerrar