>Blog de Salud y Belleza

Terapia cráneo-sacral, el método que tratará tus problemas articulares

Autor: Comentar
Comparte este artículo
16 agosto, 2017

La terapia cráneo-sacral (TCS) se fundamenta en la existencia de una pulsación rítmica y sutil que surge del propio organismo y que se conoce como ritmo cráneo-sacral.

Terapia cráneo-sacral

 ¿Para qué sirve la terapia cráneo-sacral?

Según la teoría relacionada con la terapia cráneo-sacral (TCS), un terapeuta preparado en esta técnica sería capaz de reconocer las pulsaciones del sistema cráneo-sacral y tocar al paciente para alterar o reestructurar determinadas funciones, reestableciendo el flujo normal.

Para los entendidos en la materia, el sistema cráneo sacral posee una fuerte influencia sobre diversas funciones del cuerpo. A través de esta técnica, los profesionales pueden actuar sobre el organismo mientras siguen las indicaciones que el propio cuerpo ofrece.

Beneficios de la terapia cráneo-sacral

La terapia cráneo-sacral es una metodología de, la que se cree, se pueden extraer beneficios contra diversas dolencias. Se aplica tanto en niños como en adultos e incluso se aconseja llevar a cabo un tratamiento preventivo. Y es que la TCS fomenta la fortaleza del sistema inmunológico y aporta una gran cantidad de energía y equilibrio mental y físico.

Las dolencias que se alivian con la TCS son las siguientes:

  • Trastornos de la succión en bebés.
  • Estrés postraumático y/o emocional.
  • Autismo.
  • Migrañas y otros dolores craneofaciales.
  • Ciática.
  • Lumbago.
  • Problemas digestivos.
  • Escoliosis.
  • Bruxismo y otras afecciones de la articulación de la mandíbula.
  • Limitada coordinación motora.
  • Esguinces.
  • Fatiga.
  • Dolores de cuello.
  • Hernia de disco.
  • Lesiones del sistema nervioso.
  • Lesiones medulares.
  • Disfunciones congénitas.
La terapia cráneo-sacral puede fortalecer el sistema inmunológico y aportar una gran cantidad de energía y equilibrio físico y mental. 

Efectos secundarios de la terapia cráneo-sacral

Las técnicas derivadas de la TCS o terapia cráneo-sacral no son una novedad de los últimos años, sino que es mucho el tiempo que ha estado más o menos presente.

Las contraindicaciones para el no uso de esta terapia son sencillas y específicas, refiriéndose a casos concretos como una aneurisma intracraneal, fracturas recientes del cráneo, hemorragias intracraneales o hernias de bulbo. Básicamente, en cualquier situación que suponga alteraciones que puedan modificar a cualquier nivel la presión intracraneal.

¿Qué es la terapia cráneo-sacral biodinámica?

Hablamos de una terapia de carácter global que tiene como objetivo aumentar la vitalidad de la persona y permitirle emplear sus propios recursos de autocuración. Es una terapia suave y segura que se puede realizar a cualquier edad.

Cabe destacar que la terapia cráneo-sacral ha cosechado tantos detractores como seguidores. Encontramos quienes creen que ha favorecido la calidad de vida propia de sus seres cercanos y quienes piensan que no se trata si no de otra metodología seudocientífica que se aprovecha de la desesperación de las familias.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Tratamientos