>Blog de Salud y Belleza

Selenio, un gran Antioxidante y protector de la salud

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

A pesar de que su presencia en el organismo es muy pequeña, el Selenio es un mineral muy importante para nuestra salud, destacando por encima de todo sus enormes propiedades antioxidantes, por lo que se convierte en un gran aliado para nuestro organismo.

Selenio

Esta importante factor antioxidante, al igual que pasa con otros nutrientes, viene dado porque ayuda a proteger a las células sanas de la acción de los radicales libres, que son unas moléculas que puedan causar efectos negativos para la salud, ya que modifican el ADN, las grasas y las proteínas. Con el paso del tiempo, estos radicales libres pueden originar enfermedades de carácter degenerativo, como puede ser el Parkinson y el Alzheimer. Del mismo modo, aceleran el proceso de envejecimiento y aumentan el riesgo de padecer cáncer. Por eso es muy importante el papel que tienen algunas vitaminas y minerales como el selenio para proteger al organismo de los efectos dañinos de los radicales libres.

Aunque el descubrimiento del Selenio tuvo lugar hace tan sólo 30 años, cada vez se están conociendo más propiedades y beneficios de este oligoelemento. Se sabe que ayuda a proteger el sistema cardiovascular, del mismo modo que motiva al sistema inmunológico, ya que incrementa la producción de glóbulos blancos. Por este motivo, cada vez se utiliza más para combatir los efectos secundarios de la quimioterapia. También puede ayudar en problemas de la piel, como pueden ser la psoriasis, caspa, falta de elasticidad o machas propias de la edad.

frutos-secos

Otras funciones que se le atribuyen al Selenio son su capacidad de contrarrestar el efecto que producen los metales pesados, y mejorar la fertilidad masculina, ya que potencia la formación y movilidad de los espermatozoides. También podría ser de gran utilidad en enfermedades degenerativas como la artritis y en problemas de la vista como las cataratas. Además, por si fuera poco, se ha comprobado que mejora el ánimo, por lo que algunos complementos de Selenio pueden ayudar a personas que sufren estados de depresión o estrés.

La cantidad diaria recomendada de Selenio es escasa (50 microgramos), por lo que una dieta variada y equilibrada nos asegura el aporte necesario. De hecho, su deficiencia es muy extraña, y es exclusiva de zonas en las que el terreno es pobre en Selenio, fruto de la sobreexplotación. En determinadas personas, como ancianos, enfermos o personas con trastornos alimentarios, puede ser recomendable tomar algún tipo de complemento que incorpore Selenio.

Los alimentos ricos en Selenio son los frutos secos (en especial, la nuez de Brasil), los cereales integrales, las cebollas, apio, repollo, ajo, brécol, el marisco, los pescados y productos lácteos.