¿Cómo debe ser una casa saludable?

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Una casa saludable es una casa que cumple con unas características similares a las que se pueden encontrar en un entorno natural. Gracias a estas condiciones se favorece un descanso más óptimo, un mejor estado de vida, en esencia, un entorno mucho más saludable. En este artículo te vamos a contar algunas de las condiciones que debe de cumplir una vivienda para que pueda ser considerada una vivienda saludable.

¿Cómo debe ser una casa saludable?

Decoración más saludable

A veces en los pequeños cambios es donde se empiezan a notar las mejoras de vivir en una casa saludable. Para mejorar el ambiente de todas las habitaciones te recomendamos que hagas uso de papeles pintados saludables.

Estos papeles pintados son una forma excelente de decorar con la que podrás lograr diferentes ambientes con total facilidad gracias a todas las variedades que existen. Estos papeles ecológicos son respetuosos con la naturaleza ya que han sido fabricados libres de contaminantes.

Vigila la calidad del aire

La calidad del aire es un aspecto muy importante en una casa saludable. Recuerda que buscamos unas características similares a las del aire natural, por lo que un aire puro es fundamental para lograr cierto parecido.

Para poder mejorar la calidad del aire debemos de contar con una buena ventilación en el hogar. Todas las estancias de la propia casa se deben de poder ventilar y así conseguir un aire más puro dentro de estas. Así mismo, también es importante contar con ciertos extractores que nos permitan sacar al exterior todo el aire sucio o viciado del ambiente.

Gracias a una buena ventilación lograremos mejorar la calidad del aire y también reduciremos la humedad en el ambiente. Hay que ventilar la casa a diario y contar con plantas naturales que, a través de la fotosíntesis, logren crear un ambiente mucho más agradable.

Procura una buena temperatura

Tanto el exceso de calor como el de frío es peligroso para la salud. Regular la temperatura es fundamental para mejorar el confort de la vivienda y contar con un mejor ambiente.

Por otro lado, es necesario controlar también la humedad. Hemos visto como ventilar puede ser fundamental para evitar que el ambiente sea más húmedo. Si esto no es suficiente, deberíamos de contar con un refuerzo adicional como podría ser un deshumidificador.

Si el ambiente es demasiado húmedo será propenso para la aparición de ácaros. Además, otros insectos también querrán venir a vivir a nuestra casa como las cucarachas. Mantener la humedad a raya también nos servirá para evitar enfermedades respiratorias.

Buena iluminación

Aprovecha al máximo la iluminación del sol. Esta iluminación natural es mucho mejor para el ser humano, ya que procura un mejor estado mental y facilita la concentración.

Para lograr una buena iluminación debes de ser inteligente a la hora de decorar. Procura no contar con grandes muebles que puedan tapar las entradas de luz de la casa y distribuye la estancia de forma eficiente de cara a que la luz llegue a todos los rincones.

Si por el motivo que sea esto te resulta imposible, te recomendamos que hagas uso de las luces LED de bajo consumo, a ser posible, que sean blancas.

¿Cómo vas a limpiar tu casa?

De nada sirve contar con una casa saludable si te pasas el día limpiándola con productos tóxicos. Una gran cantidad de productos de limpieza cuentan con agentes tóxicos que pueden llegar a ser peligrosos para la salud.

Afortunadamente en el mercado tienes productos igual de eficientes y biodegradables, sin que cuenten con todos estos productos tóxicos propios de los productos más habituales. Infórmate en la etiqueta de los productos y trata de elegir aquellos que cuenten con menos componentes peligrosos.

Juega con los colores

Finalmente, un poco de psicología. A la hora de elegir los papeles pintados para cada una de las estancias, trata de elegir los colores de acuerdo a sus beneficios psicológicos.

Si buscas una habitación para mejorar la productividad, el color azul es fundamental. Si lo que quieres es encontrarte en un sitio agradable y tranquilo donde poder descansar, el color verde de ayudará.

Si tu casa es pequeña y quieres que las habitaciones parezcan más grandes, el color blanco es la mejor opción. La psicología de los colores es fascinante y puede ayudarte un montón a mejorar las habitaciones de tu hogar.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales
0 Comentarios Enviar un comentario