Principales enfermedades de la sangre

Estas son las enfermedades de la sangre m√°s comunes que debes conocer

18 mayo 2023 | Por numenor

Las enfermedades de la sangre o hematológicas son de muy diversos tipos. A pesar de su variedad, todas ellas son igual de importantes y requieren de la máxima atención médica. En las próximas líneas te vamos a presentar las más comunes entre la población y que debes conocer.

Ver 3 Comentarios

¬ŅQu√© son las enfermedades hematol√≥gicas?

Las enfermedades hematol√≥gicas  se podr√≠an definir como un conjunto de patolog√≠as que tienen un efecto determinado sobre los distintos componentes que alberga la sangre, tanto en lo referente a su composici√≥n, como a su morfolog√≠a o cantidad.

Las m√°s frecuentes se producen ante una disminuci√≥n en el n√ļmero de c√©lulas de la m√©dula √≥sea, as√≠ como una reducci√≥n en la producci√≥n de los gl√≥bulos rojos, las plaquetas y/o los leucocitos.

Los s√≠ntomas generales que suelen presentar los pacientes con esta clase de patolog√≠as son, por ejemplo, la dificultad para respirar, la fatiga y la palidez. No obstante, en muchas ocasiones, las manifestaciones a nivel cl√≠nico suelen ser m√°s confusas e inespec√≠ficas, pudiendo cursar con otra clase de sintomatolog√≠a como fiebre, p√©rdida de peso, sudoraci√≥n excesiva durante la noche o falta de apetito. Junto a todas estas y, dependiendo de los casos, podemos destacar otros s√≠ntomas como aumento del tama√Īo del bazo y los ganglios linf√°ticos, dolor √≥seo en las articulaciones y las extremidades o aparici√≥n de hematomas.

En un porcentaje reducido de los casos, que se cifrar√≠a en torno al 5% o el 8%, podemos destacar una afectaci√≥n del sistema nervioso central  en que el paciente sufre de cefaleas, n√°useas, v√≥mitos y dolor.

enfermedades hematológicas

Grupos de enfermedades hematológicas

Podemos diferenciar varios grupos de enfermedades de la sangre:

  1. Coagulopatías: se caracterizan por una propensión a sangrar con frecuencia y con cierta facilidad. Se pueden deber a anomalías presentes en la sangre o alteraciones en los vasos sanguíneos. Estaríamos hablando de afecciones como la trombosis.
  2. Anemias: se hace alusi√≥n a esas patolog√≠as o enfermedades donde hay un n√ļmero bajo de gl√≥bulos rojos o hemoglobina en sangre. Hay muy diversos tipos que luego mencionaremos.
  3. Trastornos proliferativos: se hace referencia a esas patologías en las que la médula ósea produce una cantidad considerable de células plasmáticas (glóbulos, blancos, rojos o plaquetas). A esta sección correspondería, por ejemplo, la leucemia.
  4. Hemoglobinopatías: la hemoglobina es la proteína encargada de trasportar el oxígeno a todos los tejidos del cuerpo. Cuando la producción de dicha proteína se ve afectada, estamos hablando de hemoglobinopatías. A este ámbito pertenecerían, por ejemplo, afecciones como las talasemias.

Los problemas en la sangre m√°s habituales

Para que te hagas una idea de cuáles son los problemas más comunes en la sangre, el hematólogo Gutiérrez de Guzmán ofrece las siguientes declaraciones:

¬ŅCu√°les son las enfermedades de la sangre m√°s frecuentes?

Las enfermedades hematológicas más comunes son las siguientes:

1. Anemia

    Se caracteriza por la existencia de una cantidad insuficiente de gl√≥bulos rojos sanos en la sangre. No debemos olvidar que dichos gl√≥bulos se encargan de transportar el ox√≠geno a los diferentes tejidos y √≥rganos vitales, por lo que si no cumplen su funci√≥n como es debido pueden provocar da√Īos especialmente graves en el organismo.

    En funci√≥n de cu√°l sea la causa de la destrucci√≥n de estos gl√≥bulos rojos, podemos destacar varios tipos de anemia: ferrop√©nica (la m√°s com√ļn debida a la carencia de hierro), perniciosa (no se produce en cantidad suficiente la prote√≠na que favorece la absorci√≥n de la vitamina B12), por deficiencia de √°cido f√≥lico, por enfermedades cr√≥nicas, apl√°sica idiop√°tica (da√Īa las c√©lulas madre encargadas de la producci√≥n de las c√©lulas sangu√≠neas en la m√©dula √≥sea), hemol√≠tica (el propio sistema inmune es quien destruye los gl√≥bulos), depranoc√≠tica (alteraci√≥n de la hemoglobina al cambiar los gl√≥bulos rojos) o por d√©ficit de vitamina B12.

    A pesar de su extensa tipolog√≠a, la anemia puede presentar algunos s√≠ntomas comunes como, por ejemplo, palidez, cansancio prolongado, debilidad, problemas de concentraci√≥n, mareos, dolores de cabeza, u√Īas quebradizas o ca√≠da capilar.

    En lo referente a su tratamiento, va a depender de su causa y su gravedad, pero , a grandes rasgos, se podría destacar la toma de suplementos de hierro, ácido fólico o vitamina B12, medicamentos que inhiban el sistema inmunitario, trasfusiones de sangre o eritropoyetina para ayudar a la médula ósea a que produzca más células sanguíneas.

    2. Leucemia

      La leucemia  posiblemente sea una de las enfermedades de la sangre m√°s graves de las expuestas en este listado. Es m√°s conocida como c√°ncer hematol√≥gico, dado que afecta principalmente a la m√©dula √≥sea que es donde se generan las c√©lulas sangu√≠neas (hablamos especialmente de los leucocitos). A pesar de que puede aparecer a cualquier edad, esta clase de c√°ncer es uno de los m√°s frecuentes en ni√Īos por debajo de los 15 a√Īos de edad.

      En función del ritmo de progresión, la leucemia se podría clasificar en crónica (si la progresión es lenta) o en aguda (si la progresión es muy rápida). A pesar de que existen muy diversas clases de leucemia (linfoide aguda o crónica, de células pilosas, mieloide aguda o crónica), se podría decir que los síntomas habituales son: tendencia al sangrado, propensión a sufrir infecciones, dolor en huesos y articulaciones, aparición de hematomas (aunque son poco frecuentes), debilidad o cansancio, fiebre, falta de apetito, palidez o inflamación ganglionar.

      En cuanto a los tratamientos, la quimioterapia es el principal. En este caso se emplean sustancias qu√≠micas para matar las c√©lulas de leucemia. Seg√ļn su tipolog√≠a, es posible que recibas una sola clase de medicamento o varias, ya sea por v√≠a oral o intravenosa. M√°s all√° de la quimioterapia, tambi√©n se destacar√≠a la terapia dirigida (f√°rmacos con diana espec√≠fica que pueden producir la muerte de c√©lulas cancerosas), radioterapia (uso de rayos X principalmente para da√Īar las c√©lulas cancerosas y detener su crecimiento), trasplante de m√©dula √≥sea, la inmunoterapia o tratamientos m√°s especializados como la terapia con linfocitos T con receptor quim√©rico para el ant√≠geno CAR.

      3. Linfomas

        Otra de las enfermedades hematol√≥gicas la encontramos representada en los linfomas. Lo cierto es que bajo esta denominaci√≥n nos podemos referir a nada m√°s y nada menos que a una treintena de c√°nceres que afectan a un mismo sistema: el linf√°tico. Este √ļltimo est√° formado por los ganglios, el bazo, los vasos linf√°ticos, las am√≠gdalas, la linfa, el timo y la m√©dula √≥sea. Dado que esta modalidad de c√°ncer se localiza en primer t√©rmino en los linfocitos puede manifestarse en cualquier parte del cuerpo humano.

        Es el s√©ptimo c√°ncer de mayor incidencia y noveno en mortalidad seg√ļn estad√≠sticas. Los hay de dos clases: el de Hodgkin y el de no Hodgkin. Este √ļltimo suele afectar principalmente a los adultos y se agrava con la edad, mientras que el primero afecta a pacientes de cualquier edad, especialmente los situados entre los 15 y los 40 a√Īos.

        Se desconoce la causa de estos cánceres, aunque se sospecha que hay una serie de enfermedades que podrían predisponer a padecerlos como la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn o el Lupus eritematoso. Aunque también de la exposición a plaguicidas como otra de sus causas.

        Seg√ļn el grado y el tipo de linfoma del que estemos hablando se podr√≠an resaltar s√≠ntomas comunes como cefaleas, tos, falta de apetito, inflamaci√≥n de los ganglios, sudoraci√≥n inexplicable, dolor √≥seo o abdominal o adelgazamiento repentino.

        En lo referente a su tratamiento, tanto en el linfoma de Hodgkin como de no Hodgkin, lo principal es la quimioterapia y la radioterapia. No obstante, hay que considerar que los protocolos a seguir son bastante complejos y pueden variar en función de lo grados y los tipos. En el caso concreto de los linfomas de Hodgkin, recientemente se ha incorporado como tratamiento el trasplante de células madre.

        Lista de enfermedades de la sangre

        4. Hemofilia

          Nos encontramos ante una enfermedad genética hereditaria recesiva caracterizada por una alteración o ausencia de los factores de coagulación de la sangre. Esto supone que el paciente sufre de hemorragias constantes ante una simple herida, por ejemplo.

          Este trastorno hemorr√°gico puede ser de tres tipos: A (el m√°s com√ļn, afectando a pacientes varones), B (menos com√ļn que el anterior), C (afecta a un reducido porcentaje y se caracteriza por una falta de s√≠ntesis del factor de coagulaci√≥n XI).

          Como hemos comentado, la principal causa de la hemofilia es debida a un cambio o mutación en uno de los genes encargado de dar las instrucciones adecuadas para producir las proteínas del factor de la coagulación. Este cambio puede provocar que las proteínas en cuestión no funcionen correctamente o que no estén presentes.

          Sus principales síntomas serían las hemorragias en las articulaciones (puede generar hinchazón o rigidez en rodillas, codos y tobillos), en boca y encías, después de una circuncisión, en la cabeza de un recién nacido después del parto, después de recibir inyecciones o sangre en la orina y en las heces.

          En lo referente a los tratamientos, uno de los m√°s eficaces es la infusi√≥n por v√≠a intravenosa de plasma fresco previamente congelado o concentrados de factores de coagulaci√≥n plasm√°ticos o recombinantes. Este tratamiento puede ser preventivo (habr√≠a que inyectarse el factor varias veces por semana) o aplicarse directamente cuando se produce una hemorragia o el paciente se va a someter a una intervenci√≥n quir√ļrgica. Hoy en d√≠a se dispone de un medicamento llamado desmopresina que se administra por inyecci√≥n o vaporizaci√≥n nasal, pero que es √ļtil √ļnicamente para la hemofilia A.

          El tratamiento con hemofilia también se puede complementar con la fisioterapia, pensada para que el paciente mantenga una buena forma física evitando así lesiones musculares y óseas, las cuales podrían generar a su vez hemorragias internas.

          5. Trombocitopenia

            Otra enfermedad de la sangre m√°s frecuente, con unos s√≠ntomas similares a la hemofilia, es la trombocitopenia inmune. Estamos hablando tambi√©n de una destacada dificultad para la coagulaci√≥n. La diferencia con respecto a la hemofilia es que, en lugar de faltar factores de coagulaci√≥n, en este caso, el d√©ficit se encuentra en el n√ļmero de plaquetas.

            En lo referente a su sintomatología, resaltamos una vez más la posible presencia de sangre en heces y orina, períodos menstruales excesivos en el caso de la mujer, sangrado inexplicable en la nariz y superficial en la piel (lo que se conoce como petequias) o tendencia a la aparición de moratones.

            La trombocitopenia puede durar d√≠as o a√Īos, en funci√≥n del tipo de paciente y de la gravedad de la afecci√≥n. Si, por ejemplo, la afecci√≥n se relaciona con el sistema inmune como es el caso, el profesional m√©dico suele recetar corticosteroides. Tambi√©n se puede optar por las transfusiones de sangre si el nivel de plaquetas es muy bajo, la cirug√≠a o el recambio plaquetario.

            6. Enfermedad de Von Willebrand

              Nos hallamos ante otro trastorno sanguíneo en el que la sangre no coagula correctamente. Una de las muchas proteínas que ayudan a que el cuerpo frene en su proceso de sangrado es la conocida como Von Willebrand. Los pacientes con esta enfermedad presentan un nivel bajo de este tipo de proteínas, de ahí su sangrado frecuente.

              En cuanto a sus síntomas, se mencionaría el sangrado nasal frecuente o difícil de frenar, sangrado mensual abundante, aparición de moratones y, en definitiva, sangrar durante más tiempo de lo normal después de sufrir una lesión, operación, parto o una intervención dental.

              Para su tratamiento, lo más frecuente sería el atomizador nasal de acetato de desmopresina (para los casos más leves), inyección de este mismo acetato por vía intravenosa, tratamiento restitutivo del factor (para los casos más graves; se inyectan por vena para reponer el factor faltante en sangre), medicamentos antifibrinolíticos (desaceleran o previenen la formación de coágulos de sangre) o, incluso, píldoras anticonceptivas (reducen la pérdida de sangre menstrual y pueden aumentar los niveles del factor).

              7. Hemocromatosis

                Al contrario de lo que sucede con la anemia, en esta enfermedad hematológica nos encontramos ante una cantidad excesivamente elevada de hierro en la sangre. Una de las principales causas que explicarían este hecho sería la tendencia a una absorción considerable de este mineral, algo que puede resultar especialmente tóxico para el organismo.

                Y, es que, cuando hay demasiado hierro, el organismo empieza a almacenarlo en otros órganos y tejidos, dando lugar a la aparición de síntomas tan característicos como dolor en las articulaciones, dolor abdominal, debilidad o fatiga.

                Pero los problemas reales surgen cuando el hierro se acumula en órganos como el páncreas, el hígado o el corazón, ya que podrían derivar en enfermedades cardíacas, diabetes o insuficiencia renal.

                El tratamiento de la hemocromatosis consiste en una terapia conocida como flebotomía, es decir, extracciones periódicas de sangre que ayudan a recudir la cantidad de hierro. De forma complementaria, el paciente ha de evitar la ingesta de alimentos y productos ricos en este mineral.

                Para más datos acerca de las enfermedades hematológicas, te dejamos con la doctora Mercedes Gironella, especialista en hematología:

                Contenidos relacionados

                3 comentarios en ¬ęEstas son las enfermedades de la sangre m√°s comunes que debes conocer¬Ľ

                1. Me parece un art√≠culo de lo m√°s interesante, especialmente cuando hac√©is referencia a los diferentes grupos en los que se dividen las enfermedades de la sangre. Igualmente me ha resultado de lo m√°s √ļtil la breve informaci√≥n que aport√°is sobre cada patolog√≠a (definici√≥n, s√≠ntomas, tratamientos). Gracias por traer un contenido de calidad.

                Deja una respuesta

                Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *