>Blog de Salud y Belleza

Los zumos de frutas tienen más calorías de las que crees

Autor: Comentar
Comparte este artículo
11 octubre, 2017

A menudo cometemos errores en nuestros hábitos alimenticios debido, en gran parte, a la desinformación general que encontramos en este campo. Uno de los más comunes es creer que tomar zumos de frutas aporta la misma carga nutricional que las piezas frescas. Pero lo cierto es que, según los expertos, consumir estos alimentos ya sea triturados o de forma sólida, no provoca las mismas reacciones en nuestro organismo.

Los zumos de frutas tienen más calorías de las que crees

Hace años que los ya popularmente conocidos como smoothies (zumos de frutas) están presentes en todas las revistas y medios dedicados a la vida sana y la buena alimentación. Hasta las celebrities recomiendan estos zumos a menudo a través de sus redes sociales y promocionan diversas marcas dedicadas a su fabricación y posterior venta en el mercado. Sin embargo, algunos estudios indican que no son tan saludables como nos pueden hacer creer.

¿Los zumos de frutas están relacionados con la obesidad?

En este sentido destaca la opinión de la OMS, que relaciona el consumo de zumos de frutas con la obesidad. Tal y como lo explica Manuel Moñino, diplomado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad del País Vasco y presidente del Comité Científico de la asociación 5 al día, “Cuando te bebes un vaso de zumo de naranja te estás tomando, muchas veces de un trago, el azúcar de tres naranjas, unos azúcares que se absorben demasiado rápido y provocan una respuesta metabólica diferente a la que se da cuando te comes una naranja entera. Además, al no tener fibra, no te da sensación de saciedad: nunca nos tomaríamos tres naranjas de golpe”.

Y es que al exprimir la fruta, gran parte de la misma se queda atrapada en el exprimidor o licuadora, perdiendo con ello la pulpa, donde se encuentran la mayoría de sus nutrientes. De esta forma, lo que consumimos es prácticamente sólo el azúcar que se encuentra naturalmente en estos alimentos. Por no hablar de los zumos comerciales, cuyos ingredientes son en su totalidad artificiales, asemejándose más bien a los refrescos como ya te contamos en nuestro artículo: Los riesgos de los refrescos y los zumos azucarados

Los zumos de frutas comerciales poseen ingredientes que son artificiales en su totalidad, asemejándose más a los refrescos. 

Por otro lado, con los zumos excedemos la cantidad de fruta recomendada al día, obteniendo demasiada glucosa. Además, no cuentan con el efecto saciante propio de la fruta. Cuando comemos piezas sólidas ingerimos determinadas fibras que se dilatan cuando establecen contacto con el líquido, creando una fuerte sensación de saciedad. Asimismo, el hecho de masticar favorece este efecto.

De igual forma, al tomar demasiados zumos de frutas nos arriesgamos a consumir un exceso de vitaminas, lo que da lugar a consecuencias negativas para nuestro organismo (hipervitaminosis). Por ejemplo, una cantidad de desorbitada de vitamina C puede favorecer la aparición de piedras en el riñón.

Todo esto no quiere decir que los zumos de frutas naturales sean dañinos ni que debamos suprimirlos completamente de nuestra dieta. Consumirlos de manera ocasional no tiene por qué ser perjudicial siempre que dividamos las cantidades con precaución.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Nutrición