¿Qué son los probióticos vaginales?

Autor: Comentar
Comparte este artículo

El buen estado de la flora vaginal repercute directamente en la salud sexual de la mujer. Esta zona es una de las más sensibles del cuerpo y que se puede llegar a desequilibrar con facilidad. El desequilibrio de esta flora vaginal puede llegar a provocar diferentes infecciones en la zona, con todos los problemas que eso puede llegar a acarrear. En algunas mujeres, los desarreglos suelen ser más habituales que en otras y por este motivo, es importante cuidar este equilibrio. Para ayudar con el equilibrio, lo mejor es utilizar los probióticos vaginales.

¿Qué son los probióticos vaginales?

En esencia, un probiótico es un medicamento que cuenta con microorganismos beneficiosos, que impiden la aparición de toda clase de agentes patógenos en la flora. Gracias a la actuación de estos microorganismos, la flora se mantiene en equilibrio y evitamos la aparición de todos los problemas anteriormente mencionados. Afortunadamente comprar estos probióticos no resulta complicado. Si quieres, puedes hacerlo a través de internet en tiendas de confianza como Vistafarma, donde encontrarás una buena cantidad de estos y podrás regular tu flora con total facilidad.

¿Cómo se debe de tomar un probiótico vaginal?

Para que resulte más sencillo de tomar, estos probióticos vaginales nos los podemos encontrar tanto en cápsulas como en sobres. El efecto es lo mismo, pero el recipiente donde se encuentra básicamente cambia dependiendo del fabricante. Es importante que, además de forma oral, se pueden administrar vaginalmente.

El uso de los probióticos vaginales se debe de tomar en días alternos, siempre que no se tenga la menstruación. Por otro lado, no existe ningún problema a la hora de tomar estos probióticos cuando se necesite. Si notas que te sientes mal, probablemente una visita al ginecólogo te aclarará que debes de tomar estos productos y durante cuanta cantidad de tiempo.

En esencia, estos probióticos se tomarán cuando la flora vaginal se encuentre alterada. Así mismo, también se pueden tomar para evitar recaídas una vez que se haya tenido un problema y te encuentres recuperándote.

Para finalizar, es importante tener en cuenta el efecto que tienen estos productos. Esto quiere decir que te tienes que cerciorar de no ser alérgica a alguno de sus componentes. Esto es debido a que como se trata de un producto muy delicado, si se toma siendo alérgica se pueden tener problemas. Por lo demás, tampoco hay que exceder la dosis indicada. Como siempre, ante cualquier tipo de duda, solicita información a tu médico para estar más tranquila.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Ginecología
0 Comentarios Enviar un comentario