>Blog de Salud y Belleza

¿A qué puede deberse el dolor de espalda?

Autor: 1
Comparte este artículo
 

¿Sabes a qué puede deberse el dolor de espalda? Te lo contamos en nuestro blog de Salud. El dolor de espalda es uno de esos síntomas que pueden deberse a un sinfín de posibles causas. Si en los últimos seis meses o más hemos sufrido dolor constante debemos acudir al médico. Pero no te asustes sin saber nada claro porque en el 90% de los casos no se atribuye a ninguna causa concreta y menos a algo grave.

¿A qué puede deberse el dolor de espalda?


Generalmente se relaciona a problemas originados por sobreesfuerzos, estrés, malas posturas y músculos contraídos que no terminan de relajarse. Se conocen como lumbalgias inespecíficas.

En ocasiones el dolor está relacionado con la degeneración de las vértebras o de los discos, a veces por artrosis, fisuras o compresión de los nervios.

Y de forma más excepcional el dolor de espalda es un síntoma de enfermedades graves como una infección o un tumor. En estos casos el dolor no es mitigado con los tratamientos que sí hacen remitir las lumbalgias inespecíficas.

Factores de riesgo que conducen al dolor de espalda

Existen unos factores de riesgo que ayudan a señalar cuál es el origen del dolor de nuestra espalda:

La genética puede ser el origen de ciertos desórdenes que contribuyen a que nos duela la espalda, como por ejemplo una enfermedad degenerativa de los discos de las vértebras.

El estilo de vida sedentario, es decir, la ausencia de ejercicio periódico, incrementa notoriamente el riesgo de que se den dolores de espalda, sobre todo la lumbalgia.

Factores de riesgo que conducen al dolor de espalda

-La edad es una de las causas más evidentes ya que con el tiempo las estructuras de nuestro cuerpo se van desgastando, por lo que aparecen dolencias y enfermedades que producen dolores en la espalda.

-Cuando una persona sufre sobrepeso su espalda soporta una mayor presión, en especial en la zona lumbar.

-Durante el embarazo la mujer tiene un aumento de peso corporal que lleva a que sufra dolores de espalda.

-Cuando percibimos que nuestro dolor de espalda se mantiene o que incluso empeora tenemos que acudir al médico. Para diagnosticar qué tipo de problema tenemos nos preguntarán por el historial clínico y nos harán un examen físico. Entre esas pruebas podríamos tener que realizarnos: Radiografías, imágenes de resonancia magnética, análisis de sangre o escáneres.

-Como hemos mencionado antes, existen un montón de causas por las que uno podría sufrir dolor de espalda. Vamos a ver algunas de ellas:

-Escoliosis: Es una dolencia que hace que la columna se curve de lado a lado de manera que forme una C o una S. No siempre se necesita tratamiento, todo depende de la gravedad de la curvatura.

Dolor de espalda

-Hernia de disco lumbar: Cuando el núcleo interno del disco se desplaza produce la irritación de un nervio. A veces el dolor se extiende desde la espalda hasta la pierna.

-Osteoartritis: Algunas articulaciones se van degenerando y generan dolor de espalda además de disminuir la flexibilidad de la columna. La osteoartritis puede ser el inicio de una estenosis espinal, es decir, el estrechamiento de los nervios de la médula espinal, que ejercen presión en la raíz del nervio y producen dolor.

-Degeneración de los discos: Los discos van perdiendo el agua que contienen con lo que las vértebras se acercan entre sí y  los discos no absorben bien los impactos de movimiento.

-Estenosis lumbar: Se trata del estrechamiento del canal de la médula espinal y cuando aparece suele hacerlo en la vejez.

Aparte de estas enfermedades existen muchas otras, unas más graves y otras menos. La cuestión es que, si nos duele mucho y no remite con el tiempo, debemos ir al médico.

Para saber cómo tratar este tipo de dolencias, te proponemos leer nuestro artículo “Cómo combatir el dolor de espalda

¿Qué os parece esta información sobre a qué puede deberse el dolor de espalda?

Imágenes de El Mundo y ABC.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Huesos


  • avatar
    Audrey Vera

    Qué importante es toman en consideración un dolor de espalda. De verdad que no sabía que puede ser indicador de otras enfermedades.