>Blog de Salud y Belleza

El calcio, aliado contra las enfermedades

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

calcio-leche

El calcio es el mineral que tiene mayor presencia en el cuerpo humano. De ahí su importancia, tanto para mantener un buen estado de salud como para prevenir la aparición de enfermedades.

Entre otras funciones, el calcio ayuda en el transporte de oxígeno a las células, es fundamental para el crecimiento y el mantenimiento de las distintas estructuras, contribuye en la defensa contra las infecciones y mantiene el equilibrio hídrico (balance entre los líquidos que entran y salen del cuerpo).

Los dientes y los huesos son los que más cantidad de calcio contienen. Es de sobra conocida la importancia del calcio para prevenir y paliar los efectos de la osteoporosis, pero además ayuda a prevenir otras enfermedades como el cáncer de colón, el cálculo renal o la presión arterial, tal y como vamos a ver a continuación.

La osteoporosis es una enfermedad caracterizada por una disminución progresiva de la masa ósea, lo que provoca que el hueso pierda fortaleza y se pueda romper con mucha más facilidad. El desarrollo de la enfermedad es lento e incluso puede aparecer sin síntomas hasta que aparecen las primeras microfracturas. Por eso, es importante prevenir su aparición tomando alimentos ricos en calcio, sobre todo en la adolescencia, que es la época de la vida en la que se adquiere la mayor parte de masa ósea de nuestro organismo. Es en este momento cuando hay que empezar a prevenir la enfermedad, y para ello juega un papel primordial que se realice el aporte necesario de calcio mediante el consumo de leche, sus derivados y, en general, alimentos ricos en calcio.

alimentos-ricos-en-calcio

Además del consumo de calcio, la práctica de ejercicio, la exposición moderada al sol y eliminar el consumo de tabaco, alcohol y cafeína, serán otros aliados que nos ayudarán a prevenir la aparición de la osteoporosis.

Un aporte insuficiente de calcio provoca la aparición de la enfermedad periodontal. De hecho, el hueso del cuerpo que se ve afectado antes por un aporte insuficiente de calcio es la mandíbula. Esto provoca que el diente pierda su soporte y este más expuesto a problemas.

Al contrario de lo que se pensaba hasta hace poco, el calcio no sólo no es una causa de la aparición de los cálculos renales, sino que su consumo adecuada previene su aparición. El calcio se une al oxalato en el intestino, lo que evita que sea absorbido y pueda, por tanto, generar cálculos renales.

El consumo bajo de calcio provoca que aumente la presión de la sangre. De hecho, las mujeres embarazadas que realizan una ingesta insuficiente de este mineral, tienen más riesgo de sufrir hipertensión. Por eso, es importante aumentar el consumo de calcio durante el embarazo para evitar que se presente la hipertensión.