>Blog de Salud y Belleza

¿Qué hacer frente a la intolerancia a la lactosa?

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Padecer intolerancia a la lactosa supone la incapacidad para digerir y absorber el azúcar de la leche o lactosa, por lo que no se pueden ingerir productos lácteos o alimentos que contengan leche, produciendo síntomas gastrointestinales, como diarrea, dolor abdominal y flatulencia y,  en menor medida,  algunas personas pueden padecer distensión abdominal y náuseas.



La forma más común en que  se diagnostica intolerancia a la lactosa, es mediante la dieta de la eliminación, pero debe de ser rigurosa, realizada por un dietista o seguida mediante una guía de eliminación de la lactosa, seguida durante un tiempo suficiente, para evaluar claramente que mejoras con la dieta. Debes de tener en cuenta que eliminando todos los productos lácteos, así como aquellos otros realizados con leche o sus derivados deben de eliminarse los síntomas por completo.

El tratamiento de intolerancia a la lactosa consiste en reducir  la cantidad de lactosa en la dieta, ya que la mayoría de las personas que son intolerantes a la lactosa pueden tolerar pequeñas cantidades de lactosa, por lo que se requiere  la eliminación de los principales productos que contengan leche para obtener un alivio de sus síntomas.

Puede ser necesario eliminar  la leche, yogur, requesón y helado, aunque el yogur contiene grandes cantidades de lactosa, a menudo es bien tolerado por las personas intolerantes a la lactosa, debido a que las  bacterias que se utilizan para hacer yogur contienen lactasa, y la lactasa es capaz de dividir parte de la lactosa durante el almacenamiento del yogur y después de comer, además de que se vacía más lentamente desde el estómago que la leche, por lo que llegaría menos lactosa al colon.

 

Actualmente la mayoría de los supermercados llevan la leche y productos lácteos sin  lactosa y sustitutos de la leche, como leche de soja, de avena  o de arroz. Incluso, para las personas que son intolerantes a pequeñas cantidades de lactosa, las restricciones en la dieta se vuelven más graves y debe ser evitado cualquier producto elaborado con leche o aquellos platos preparados con salsas. 

Fuente Imagen ThinkStock.