Los tests genéticos y su importancia en la prevención de enfermedades

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Las enfermedades más peligrosas son las enfermedades latentes. Una enfermedad latente es aquella que se encuentra dentro de nuestro cuerpo, pero que no se manifiesta. De esta forma, como no sentimos dolor o no tenemos ningún tipo de síntoma, no solo no tomamos remedio, si no que inconscientemente podemos alimentarla y provocar que cuando se manifieste el perjuicio sufrido sea mucho más grave.

Los tests genéticos y su importancia en la prevención de enfermedades

La mejor forma de poder conocer bien a fondo nuestro estado de salud, a pesar de que nos encontremos bien, es a través de una prueba de ADN de salud. Estos test genéticos nos pueden llegar a mostrar esos pequeños problemas que, de otra forma no podríamos conocer y actuar al respecto o trabajar al máximo para evitar que se manifiesten.

La mejor forma de conocer tu estado de salud es con un test genético

En 24Genetics son líderes en el sector de los test genéticos. Realizarte un test genético te puede llegar a cambiar la vida. Esto se debe a que puedes conocer tu predisposición genética a ciertas enfermedades. Si sabes de antemano que tus huesos se van a resentir de una forma especial con el paso de los años, tal vez estés a tiempo de poderlos reforzar cambiando la alimentación o llevando a cabo otra serie de hábitos más saludables.

Muchos de estos problemas se esconden en las llamadas variantes patogénicas. Estos genes se han heredado de los padres con algún posible error y, precisamente por dicho error, es posible acabar desarrollando una enfermedad con el paso de los años. Todo esto no escapa a la vista de un test genético, por lo que se trata de una forma estupenda de conocer verdaderamente nuestro estado de salud y estar mucho más preparados para lo que está por llegar.

¿Qué beneficios tienen los test genéticos?

Un test genético puede llegar a salvarte la vida. Las enfermedades son mucho más sencillas de tratar cuando se detectan en fases tempranas. En una de estas enfermedades genéticas podemos llevar a cabo un seguimiento desde el principio y proceder con una intervención mucho más temprana si así lo requiere.

Esto es un ejemplo que podemos ver a diario con el cáncer. Sin embargo, el test genético va mucho más allá de las pruebas periódicas que se hacen habitualmente a cierto grupo de la población. En este caso, con estas pruebas no necesitamos que se esté desarrollando ya el propio cáncer para empezar a tomar cartas en el asunto, si no saber que genéticamente somos más propensos a padecerlo y, por lo tanto, cuidar más de cerca la enfermedad.

Los resultados que obtengas de estos test genéticos también son importantes para la planificación familiar futura. De la misma forma que has heredado ese gen de tus padres, tú también puedes transmitírselo a tus hijos. Esta es una de las razones que sirve para explicar porque cuando una persona sufre un cáncer sus descendientes son también más propensos a sufrirlo. Hazte un test genético y te encontrarás mucho más tranquilo al cuidar de tu salud.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Enfermedades hereditarias
0 Comentarios Enviar un comentario