>Blog de Salud y Belleza

Resuelve tus dudas sobre practicar sexo con embarazadas

Autor: Comentar
Comparte este artículo

En los primeros meses de embarazo, muchas mujeres se sienten inseguras respecto al sexo. Sin embargo, sexo y embarazo no están reñidos, y si todo va bien, es posible tener relaciones sexuales hasta el final del embarazo. Sin embargo, puede ser útil tener en cuenta algunos consejos para que el sexo no sea incómodo.

Resuelve tus dudas sobre practicar sexo con embarazadas

El sexo durante el embarazo

Como decíamos, en principio, desde el punto de vista de la salud es posible tener relaciones durante el embarazo de forma saludable, a menos, claro está que el médico te diga lo contrario. A continuación vamos a darte unos consejos para practicar sexo con embarazadas de forma saludable.

En el inicio del embarazo, también

Ante todo, hay que tener en cuenta que tener sexo no afectará a la salud del bebé en las primeras semanas. Durante la primera etapa del embarazo, los órganos de la embarazada están bien irrigados, por lo que es posible sentir más deseo. Algunos registros apuntan que para algunas mujeres embarazadas, incluso es más fácil llegar al orgasmo en el inicio de la gestación.

sexo con embarazadas

En el segundo trimestre

A partir de la semana 16 son muchas las mujeres que, debido al crecimiento de la tripa y al notar al bebé por primera vez, se ven asaltadas por las dudas respecto a la seguridad de tener sexo.

En esta fase el pecho ha crecido y las formas del cuerpo de la embarazada se redondean más. Es un momento en el que las futuras mamás se sienten especialmente bien, siempre que se encuentren en buen estado de salud.

Según los datos médicos, en el orgasmo femenino la placenta proporciona menos sangre al bebé por un breve período de tiempo; aun así, esto no supone un riesgo para el pequeño pues el líquido amniótico y la pared muscular del útero lo protegen. Asimismo, un tapón mucoso cierra el cuello del útero evitando que el semen pueda entrar.

Hay que evitar el sexo cuando hay riesgo

En algunos casos se puede dar una situación de riesgo para la continuidad del embarazo si se practica sexo en circunstancias de sangrado, contracciones, infección genital, diabetes, asma, problemas cardíacos, placenta previa, insuficiencia placentaria o rotura de la bolsa amniótica, entre otros.

Sin embargo, en todos estos casos el médico se encargará de advertir a la embarazada y de proporcionarle el tratamiento adecuado. De lo contrario, en un buen estado de salud y sin ningún riesgo para el embarazo, es perfectamente aceptable tener sexo en el embarazo.

Es probable tener que encontrar posiciones cómodas para la embarazada, pero eso es algo muy fácil de solventar con la práctica y la buena disposición de la pareja.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Sexualidad
0 Comentarios Enviar un comentario