>Blog de Salud y Belleza

Contraindicaciones de la lactancia materna

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

bebé lactancia

Después de ver las ventajas de la lactancia materna en este blog de salud, nos tenemos que centrar en el otro punto de vista, es decir, en las contraindicaciones de la lactancia materna, puesto que no todo son beneficios ni para la madre ni para el bebé, en uno de los momentos más necesarios para la formación del recién nacido.

Dar de mamar a un bebé es una acción de lo más natural que existe, puesto que se trata de la primera interacción madre-hijo.

Lo que hay que dejar claro es que la lactancia materna no es nada negativa, aunque haya una serie de medidas o de situaciones en las que la lactancia materna está contraindicada.

Insisto en que todo son beneficios, pero hay que tener en cuenta las siguientes situaciones en las que la lactancia materna está contraindicada.

Por ejemplo, una de las situaciones más peligrosas para la salud del bebé es cuando la madre tiene tuberculosis. En este caso, no se debe dar de mamar al recién nacido, por lo que hay que descartar la lactancia materna para evitar un posible contagio del bebé.

Otra situación en la que la lactancia está contraindicada es cuando la madre tiene abscesos de mama, es decir, acumulación de pus en los tejidos orgánicos internos o externos de la glándula mamaria.

Del mismo modo, si la madre está tomando medicamentos, sean del tipo que sean, y estos pueden eliminarse a través de la leche de forma que pasen al bebé, la lactancia materna está contraindicada. Junto a ello tenemos que añadir la posible adicción a las drogas de la madre, en cuyo caso, obviamente, no se debe dar el pecho al hijo.

Tampoco se recomienda la lactancia materna cuando la madre tiene algún tipo de trastorno mental o psicosis.

Estas son las principales contraindicaciones de la lactancia materna. Vuelvo a insistir que por regla general, la lactancia materna es beneficiosa para el bebé, y salvo estos casos extremos, no se debe dejar de suministrar.