>Blog de Salud y Belleza

Operación con Laparoscopia

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La laparoscopia consiste en la realización de una intervención, bien para diagnóstico o para tratamiento, mediante la introducción del laparoscopio en la cavidad abdominal.

El laparoscopio es un conducto largo y flexible con un sistema de iluminación, que se introduce a través de una pequeña hendidura en la piel y tejidos por el abdomen. Se puede decir que este procedimiento es menos invasivo que la cirugía abierta y la recuperación es más rápida.


Laparoscopia

El laparoscopio está conectado a una cámara de vídeo que permite visualizar el interior de la cavidad que se quiere investigar, y a un monitor, donde se procesan las imágenes y las actuaciones que se realizan a través de la laparoscopia, como la realización de una biopsia o la resección de la vesícula biliar,  por ejemplo.

La realización de una laparoscopia abdominal puede estar indicada como procedimiento diagnóstico en caso de cuadros abdominales en los que no ha podido realizarse el diagnóstico con otras pruebas, como cuadros de dolor abdominal, cicatrices, adherencias o derrames,  entre otros.

En ginecología puede ser de ayuda en el diagnóstico de embarazo ectópico, endometriosis o problemas tumorales de aparato genital. Mediante la utilización de la laparoscopia es cada vez más frecuente la realización de intervenciones para la extirpación de la vesícula, drenaje de abscesos, de derrames o hemorragias,  entre otros muchos problemas.

Como cualquier otra intervención, se debe permanecer en ayunas, al menos ocho horas antes y,  generalmente,  se requiere anestesia local. Una vez introducido el laparoscopio en el abdomen se insufla una pequeña cantidad de aire, para distenderlo y  poder trabajar con mayor libertad en la cavidad abdominal, pudiendo moverse el laparoscopio en el interior para visualizar los órganos abdominales. Puede ser necesario realizar otras incisiones en la pared abdominal para introducir por ellas los instrumentos quirúrgicos.

La laparoscopia presenta una serie de ventajas e inconvenientes:

1) Ventajas

-Menos dolor posterior a la cirugía, ya que permite a los pacientes levantarse y caminar a las pocas horas de la cirugía.

-Menor tasa de infección de la herida operatoria, ya que los tejidos delicados internos del cuerpo no son expuestos al aire ambiental, a diferencia de la cirugía abierta y la video-magnificación permite manejarlos en forma más precisa y delicada, protegiendo órganos vitales.

2) Desventajas

-Costo de los equipos

-Entrenamiento especial del cirujano para transferir sus habilidades quirúrgicas a la laparoscopia.

Fuente Imagen: fjbengoat/flickr

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Tratamientos