La importancia de ejercitar el suelo pélvico

Autor: Comentar
Comparte este artículo

Hasta un tercio de todas las mujeres experimentan problemas con los músculos del suelo pélvico en algún momento o etapa de su vida. El suelo pélvico se ejercita con los ejercicios de Kegel, de forma que el fortalecimiento de estos músculos puede ayudar a prevenir la pérdida de orina, evitar que accidentalmente se evacuen gases e incluso a mejorar los orgasmos.

La importancia de ejercitar el suelo pélvico

¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel se recomiendan a mujeres antes, durante y también después del embarazo. Estos ejercicios tienen muchas ventajas, ya que consiguen relajar, tonificar y mejorar los músculos del suelo pélvico.  Se tratan de unos ejercicios que se realizan a través de contracciones y relajaciones de los músculos que proporcionan soporte al recto, el útero y la vejiga.

Ejercitadores de Kegel

Una de las maneras más prácticas y fáciles de ejercitarlo es usando ejercitadores de suelo pélvico. Se trata de un accesorio que está diseñado para estos ejercicios, es muy parecido a un entrenador personal, pero con más ventajas, ya que es posible usarlo en casa con total relajación e intimidad.

La marca En Suelo Firme se encarga de prestar soluciones para la salud del suelo pélvico. Cuentan con un taller online totalmente gratuito en el que te guían en el proceso de mejora y te asesoran en cada momento de una manera muy cercana.

A su vez, cuentan con una gran variedad de productos que se adaptan al cuerpo de cada mujer, con diseños innovadores y una calidad avalada por especialistas del sector. Se trata de un equipo de mujeres con una amplia experiencia en suelo pélvico y abdomen, que luchan día tras día por el bienestar de la mujer.

Con su lema “Pisa firme, fuerte y sin miedo”, ya han conseguido ayudar a cientos de mujeres. La incontinencia urinaria, la diástasis o los problemas sexuales, están muy presentes en las mujeres que sufren trastornos del suelo pélvico, por ello, desde En Suelo Firme luchan día tras día contra esto, para conseguir eliminar por completo las inseguridades y miedos de la mujer.

¿Qué causa la debilidad de los músculos del suelo pélvico?

Los músculos del suelo pélvico pueden estar débiles, sobrecargados, reaccionar lentos, o estar demasiado tensos o desgarrados. Esto también pasa con el resto de músculos de nuestro cuerpo, por ejemplo, cuando vamos al gimnasio.

Las causas más comunes son las siguientes:

  • Embarazo y parto. El parto puede causar problemas en los músculos de nuestro suelo pélvico, especialmente si hemos tenido un parto natural asistido, una episiotomía o el nacimiento de un bebé muy grande. Es por esto que se recomienda ejercitar el suelo pélvico durante el embarazo.
  • Estreñimiento crónico. Tener que esforzarse cuando vas al baño de forma regular puede causar un estiramiento excesivo de los músculos y cierta debilidad. También debes tener en cuenta que la dificultad que se produce cuando vas al baño, puede deberse a una mala relajación de los músculos del suelo pélvico.
  • Levantar peso. Hacer este tipo de esfuerzos, como por ejemplo, levantar una caja, puede causar un aumento en la presión abdominal, que puede llegar a poner los músculos del suelo pélvico bajo tensión.
  • Deporte agresivo. Las actividades del gimnasio basadas en pesas pesadas y muy vigorosas, con saltos y movimientos agresivos, pueden sobrecargar los músculos del suelo pélvico.

Síntomas de la debilidad en suelo pélvico

Algunos de los más destacables son los que resumimos a continuación:

  • Vejiga: fugas de orina al toser, estornudar o al realizar actividades como tener relaciones sexuales.
  • Urgencia para ir al baño. Necesidad repentina de ir al baño o tener que acudir con mucha frecuencia durante el día.
  • Nicturia. Levantarse muchas veces mientras concilias el sueño por tener ganas de ir al baño.
  • Vaginal: sensación de que algo está cayendo o que tienes pesadez, e incluso dolor vaginal.
  • Alteración en la actividad sexual: falta de sensibilidad durante el sexo y problemas para llegar al orgasmo.

El trastorno del suelo pélvico es una de las causas más frecuentes por la que las mujeres visitan al ginecólogo. No se trata de una simple pérdida de orina, puede llegar a causar mucho dolor e impedir a la mujer poder disfrutar de una vida plena y productiva. Si crees que padeces alguno de los síntomas que hemos comentado, deberías ponerte en contacto con un especialista y solicitar asesoramiento.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales
0 Comentarios Enviar un comentario