>Blog de Salud y Belleza

Cómo combatir los síntomas del resfriado y la gripe

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

Dolores musculares y de las articulaciones, escalofríos, mareos, cansancio extremo, náuseas y vómitos o dolores de cabeza son algunos de los síntomas más característicos de la gripe, una de las afecciones más destacadas de esta época del año junto con los resfriados, ¿quieres conocer algunos consejos y tratamientos para combatir su amenaza?

Cómo combatir los síntomas del resfriado y la gripe

Síntomas de la gripe y el resfriado

La nariz, la garganta, los bronquios y, de forma puntual, los pulmones son algunas de las zonas de nuestro cuerpo que más se ven afectadas por la infección vírica aguda de las vías respiratorias superiores conocida como gripe, la cual es responsable de provocar fiebre que oscila entre los 38 y los 40ºC.

Con una duración de aproximadamente una semana en nuestro organismo, el virus de la gripe se puede transmitir con cierta facilidad de una persona a otras por medio de una serie de partículas diminutas expulsadas a partir de la tos y de los estornudos del infectado, expandiéndose de forma considerable en forma de epidemias estacionales. Otra de las formas más comunes de contagiarse por gripe es cuando una persona mantiene contacto con algo que se ve impregnado por este virus y, posteriormente, se toca alguna parte de su cuerpo como la nariz o se frota los ojos.

Solamente en casos excepcionales, como los más pequeños, las personas mayores o que se ven dominadas por los efectos de otras afecciones, pueden ver agravados los efectos de la gripe en su organismo.

Síntomas de la gripe y el resfriado

En líneas generales, entre el segundo y el cuarto día podemos apreciar cómo la fiebre y los dolores musculares empiezan a desaparecer para presentarse o mantenerse otros síntomas un tanto molestos como la garganta, los estornudos o la tos frecuente. La sensación de cansancio y la tos seca pueden mantenerse pasada la primera semana.

Aquellos pacientes que se vean aquejados por una gripe en una escala más aguda, sus profesionales médicos les recetarán antivirales u otros tipo de medicamentos en el caso de que presentes ciertas complicaciones.

Algunas de las medidas preventivas que nos recomiendan todos los médicos es permanecer en casa un día después de que la fiebre haya desaparecido, evitar el hecho de compartir alimentos y otros utensilios del hogar en el caso de que se conviva con otras personas, taparse la boca al toser con un pañuelo y mantener la máxima higiene de las manos.

Por el contrario, el resfriado se presenta como una enfermedad viral del tracto respiratorio capaz de provocar la inflamación de zonas como la cavidad nasal, la nariz o la laringe y que, a diferencia de lo que sucedía con la gripe, no suele producir fiebre. Los primeros síntomas de un resfriado están relacionados con la congestión nasal, sequedad en la garganta, mucosidad o los estornudos. La tos aparece cuando los síntomas nasales empiezan a remitir.

Cómo prevenir los síntomas

Entre otras cosas, se recomienda alejarse de aquellas personas que estén infectadas por el virus de la gripe o estén resfriadas, ventilar la casa y tu lugar de trabajo durante unos minutos cada día para renovar el aire que hay en el interior y evitar que el contagio se extienda.

Como se especificó en líneas anteriores, lo más recomendable es evitar el contacto con aquellos objetos que hayan podido estar dominados por la saliva o las secreciones de las personas infectadas por el virus de la gripe.

Cómo prevenir los síntomas

Precisamente, en invierno vamos a procurar abrigarnos convenientemente y evitar aquellos lugares con una calefacción muy elevada, así como dejar a un lado hábitos perjudiciales para nuestro organismo como fumar o tomar bebidas alcohólicas o, incluso, tomar alimentos ricos en vitamina E y C para reforzar nuestras defensas como son la mandarina, el kiwi, el plátano o las fresas. Incluso, vamos a optar por practicar deporte con regularidad, lo que ayudará a mejorar el funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

Combatir los síntomas del resfriado y de la gripe

Una vez que la gripe o el resfriado hayan hecho con el dominio de nuestro organismo, se pueden aliviar los primeros síntomas como es el consumo de bebidas y comidas calientes, evitar abrigarse en exceso cuando la fiebre se apodere de nosotros porque lo único que conseguiremos es aumentar nuestra temperatura corporal, y no someter nuestro cuerpo bajo ningún concepto a esfuerzos extremos innecesarios.

Algunos de los remedios que tenemos a nuestra disposición en nuestro ámbito doméstico para hacer frente a los síntomas del resfriado o de la gripe son, por ejemplo, la leche con miel, infusión de limón, canela y miel, limón con aceite de oliva, jengibre, zumo de naranja caliente acompañada de miel, infusión menta poleo o de manzanilla y tomillo, el cual es antiséptico.

Igualmente, disponemos de medicamentos a nuestra entera disposición, y que tendremos que consultar con nuestro médico como son Respir para aliviar la congestión nasal y despejar nuestras fosas nasales con hasta 12 horas de duración y otros como Desenfriol C para aliviar síntomas como la fiebre, los dolores musculares y el malestar general.

Combatir los síntomas del resfriado y de la gripe

¿Y vosotros?, ¿qué medidas utilizáis para combatir la presencia de la gripe o de un resfriado?

 

Por:
Etiquetas:
Categorías: Tratamientos