>Blog de Salud y Belleza

Cómo prevenir la Demencia Senil

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

La demencia senil es una enfermedad que se caracteriza por la pérdida de la capacidad mental para llevar una vida normal.  Afecta a un 30-50% de las personas mayores de 85 años frente al 6-8% de las personas mayores de 65 años.

Entre los principales síntomas se encuentran problemas en el lenguaje, pérdida de memoria, problemas físicos y motores, trastornos del sueño, problemas de lógica mental y de la personalidad.

Como  prevenir la demencia senil

Para prevenir la demencia senil es necesario ejercitar la mente, para mantener el cerebro en forma, además de frenar el proceso de pérdida de facultades propio de la edad.

El 50% de las personas diagnosticadas desarrollan Alzheimer durante los siguientes cinco años y  los resultados de los últimos estudios revelan que,  para mantener el cerebro en forma hay que ejercitarlo y que algunas vitaminas tienen un papel relevante y muy importante en la prevención del deterioro cognitivo.

La mente necesita entrenamiento y conviene ejercitarla. Leer,   realizar juegos de memoria y mantener una vida social activa, forman parte de este entrenamiento; entrenar la mente mantiene el cerebro en forma, evita su deterioro, es decir, frena el proceso de pérdida de facultades propio del envejecimiento.

80376411

Se ha detectado que una proteína conocida como IGF-1 Insuline-like growth factor-1 desempeña un papel fundamental en el mantenimiento del cerebro. Es un péptido que actúa como una hormona: excita y promueve el desarrollo cerebral de las zonas que más se utilizan.

Entre las vitaminas necesarias para prevenir el deterioro cognitivo destacan la vitamina B6. Elevadas dosis de esta vitamina reducen a la mitad la velocidad de avance del deterioro cognitivo leve. Esta vitamina es un controlador de la concentración del aminoácido en sangre. Cuando está en concentraciones elevadas, se considera un factor de riesgo del Alzheimer.

Además,  la vitamina B6 podría jugar un papel clave en otras patologías neuropsiquiátricas como son las migrañas, convulsiones, dolor crónico y depresión; por ello,  habrá que poner especial cuidado que en la  dieta  de los ancianos no falte esta vitamina.

Fuente Imagen de SoulSense.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Featured, Neurología