>Blog de Salud y Belleza

Consejos para mejorar la memoria

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

El proceso natural de envejecimiento conlleva un deterioro gradual de la capacidad del cerebro para aprender y almacenar nueva información debido a la pérdida progresiva de células cerebrales. A medida que pasan los años, por tanto, se produce un proceso degenerativo en el cerebro que dificulta la memoria a corto plazo o la capacidad para recordar eventos que han sucedido recientemente, además de aprender nuevas cosas.

consejos-mejorar-memoria

Algunos otros factores pueden provocar también una pérdida progresiva de las habilidades cognitivas, en especial de la memoria. Es el caso del estrés, el consumo de alcohol o las drogas, algunos medicamentos y algunas enfermedades.

Aunque la memoria y la inteligencia están también influenciadas por los genes, algunas pautas, ejercicios y consejos nos pueden ayudar a conservar por más tiempo un cerebro sano, además de ayudarnos a prevenir la enfermedad de Alzheimer.

El sueño refuerza nuestra memoria

memoria-dormir

Aunque los investigadores todavía no han podido explicar las causas que nos llevan a dormir y soñar, sí que se tiene certeza de que el proceso de consolidación de la memoria tiene lugar durante el sueño. Cuando nuestro cuerpo se encuentra en reposo, el cerebro se encarga de procesar todo el día, las distintas conexiones entre los acontecimientos, los sentimientos, las entradas sensoriales y los recuerdos. De ahí que dormir 7-8 horas cada día sea fundamental para mantener un buen estado de salud, reponer la energía que necesitamos para el día y disfrutar de una buena memoria. El sueño profundo es vital para que el cerebro cree recuerdos y vínculos. Del mismo modo, cuanto mejor sea la calidad del sueño, más sencillo será recordar y procesar las cosas.

– Tomar alimentos beneficiosos para nuestro cerebro y, por tanto, la memoria

memoria-alimentos

Frutas como la manzana, las fresas, los arándanos, las moras y, en general, todos los frutos rojos, tienen una gran poder antioxidante, por lo que protegen a nuestro cerebro frente a trastornos neurodegenerativos. Asimismo, nos permiten mejorar nuestra memoria, por lo que su consumo es siempre muy beneficioso.

Las verduras, en especial la espinaca, son ricas en luteína, una sustencia que ayudar a proteger a las células cerebrales del efecto degenerativo que va surgiendo con la edad. Además, el ácido fólico que contiene nos ayuda a procesar más rápido la información. El apio es otro aliado para nuestra memoria, ya que uno de sus componentes, la luteolina, limita los efectos negativos provocados por el envejecimiento, además de reducir la liberación de moléculas que provoquen pérdidas de memoria.

Destacar también el gran valor que tiene para nuestra memoria el consumo de pescado (sardinas, atún, salmón, trucha…), ya que es rico en ácidos grasos Omega3, fundamentales para el buen funcionamiento del sistema nervioso, al mismo tiempo que retrasan el deterioro cognitivo

Por último, es muy recomendable tomar chocolate negro, un alimento muy rico antioxidantes que, además, está demostrado que ayuda a mejorar la memoria y la concentración.

– Comer menos para mantener un cerebro joven y sano

Al comer de una forma sana y moderada, se activa la molécula CREB1, que activa genes relacionados con la longevidad y el buen funcionamiento del cerebro.

– Consumir vino de forma moderada
memoria-vino
El vino tiene grandes beneficios para nuestro cerebro. Entre otros, combate el envejecimiento prematuro de las células de la memoria, por lo que nos ayuda a prevenir la aparición del Alzheimer. Asimismo, mejora la función cognitiva y la agilidad mental, así como la demencia.

– Realizar ejercicio

memoria-ejercicio

La práctica de ejercicio regular de forma moderada ofrece innumerables beneficios a nuestro organismo. Recientes estudios han demostrado que aumenta también la presencia de las mitocondrias en neuronas y células musculares, evitando la aparición del cansancio mental.

De la misma manera, el ejercicio físico aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo anterior, lo que se traduce en una mayor capacidad de la memoria espacial. El ejercicio físico es una de las mejores maneras que tenemos de contrarrestar la pérdida de memoria asociada a la edad.

– Aprender a relajarse y meditar

meditation-memoria

La práctica habitual de la meditación modifica la estructura física de nuestro cerebro, mejorando su funcionamiento y ayudando a prevenir el deterioro propio de la edad. Es, por tanto, también una gran herramienta para combatir enfermedades neurodegenerativas como puede ser el Alzheimer.

– Realizar ejercicios de entrenamiento cerebral

memoria-ejercicios

Entrenar unos pocos minutos al día con ejercicios y juegos nos permitirá entrenar nuestra memoria, atención o la percepción, además de medir nuestro estado cognitivo y su evolución en el tiempo. Los resultados positivos para nuestro cerebro se notan en muy poco tiempo.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Destacados, Especiales, Featured, Neurología