>Blog de Salud y Belleza

Mitos del bronceado

Autor: Comentar
Comparte este artículo
 

El problema es que no estamos a gusto con nuestro cuerpo. Los que tienen la piel morena, la quieren tener menos oscura y lo que tiene la piel blanca, quieren coger más color y ponerse morenos.

En general, en la época en la que nos ha tocado vivir, la tendencia es a ponerse moreno y broncearse. En nuestro blog de salud te desvelamos los mitos del bronceado, y es que no es oro todo lo que reluce.

Lo primero que debo decirte es lo de siempre: más vale prevenir que curar. Asi que, olvídate de tomar el sol sin protección y olvídate de hacerlo en las horas centrales del día, cuando más fuerte pega el sol y más perjudial es para la salud. El calor no suele ser bueno.

En segundo lugar debemos destacar la importancia social que se ha creado con el “estar moren@”. Pero claro, hay que saber cuidar ese cuerpo serrano para no tener que acudir al dermatólogo por algún problema en la piel.

Uno de los mayores mitos del bronceado es el del melanoma. Se dice que las personas mayores de 30 años deben protegerse más del sol para evitar sufrir un cáncer de piel. No es cierto, ya que el sol que recibe nuestra piel antes de los 18 años puede ser suficiente para desarrollar una enfermedad en el futuro. Lo que sí es cierto es que tomar el sol debilita la piel; por eso vemos a personas mayores que llevan toda la vida tomando el sol con la piel un poco caída.

Un mito que es cierto es el de que las pieles morenas tienen menos probabilidades de sufrir un cáncer de piel. La razón es la melanina, un componente natural. Pese a ello, todos debemos protegernos al exponernos al sol.

Otro de los mitos es el de las camas solares. En realidad, estas camas no son tan buenas como las pintas, ya que puedes correr el riesgo de quemarte o de perjudicar tu piel. Darse baños de rayos UVAs no tiene por qué ser mejor que tomar el sol.

Uno de los mayores mitos del bronceado es el del aceitoe de oliva o girasol, que para nada hace que tu piel se ponga morena. También hay que señalar que la piel se debe acostumbrar al sol poco a poco, por lo que los primeros días que estés en la playa no te expongas al sol mucho tiempo. Deja que tu piel se habitúe. Lo que sí debes hacer es hidratarte, bebiendo agua y dándote crema en el cuerpo. Tambíen puedes probar las toallitas bronceadoras o el autobronceado.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General


  • avatar
    Alejandro Castellón

    Gracias por el comentario, Mariana.

    Siempre se agradece que alguien valore tu trabajo.

    Un saludo.

  • avatar

    Huooolazzz, he estado revisando tu blog y me encanta tu forma de escribir.

    Me parece excelente los consejos que das, hay pocas personas que buscan marcar pauta en la moda hispana.

    Por otro lado, me gustaría pedirte que consideraras escribir en el directorio de artículos Articulos Ya. Allí se publican y leen articulos gratis.
    Obviamente, bajo la seccion de Belleza!.

    ¡Espero verte pronto!

    Saludos,

    M!